martes, 30 de julio de 2013

La renacida vista del sargento

El ocho de octubre de 1967 el grupo guerrillero del Che fue sorprendido en Bolivia en la Quebrada del Churo y el Che fue herido en una pierna y apresado junto con Simeón Cuba. Fueron trasladados a una Escuela en La Higuera y se les agregó a Pablo Chang, también capturado poco después, herido.


El nueve de octubre al mediodía, el agente de la CIA que estaba con las tropas bolivianas, Félix Ismael Rodríguez le da la orden al sargento del ejército boliviano Mario Terán de matar al Che. Y con disparos por debajo del cuello porque "se supone que murió en combate", le aclara.


Terán duda, repregunta, da vueltas y se alcoholiza buscando tal vez que la química le aporte el valor que no existe en todo su ser. Finalmente se acerca vacilante y el Che se da cuenta de que va a matarlo y se lo dice. Terán lo ve enorme al Che, pareciera que se le va a caer encima: «En ese momento vi al Che grande, muy grande, enorme. Sus ojos brillaban intensamente. Sentía que se echaba encima y cuando me miró fijamente, me dio un mareo. Pensé que con un movimiento rápido el Che podría quitarme el arma». Cuenta Terán que el Che, luego, le ordenó: «¡Póngase sereno  y apunte bien! ¡Va a matar a un hombre!». Y continúa el asesino: "Entonces di un paso atrás, hacia el umbral de la puerta, cerré los ojos y disparé la primera ráfaga. El Che, con las piernas destrozadas, cayó al suelo, se contorsionó y empezó a regar muchísima sangre. Yo recobré el ánimo y disparé la segunda ráfaga, que lo alcanzó en un brazo, en el hombro y en el corazón. Ya estaba muerto."



Poco antes habían sido asesinados los compañeros de guerrilla de Guevara que habían sido capturados casi al mismo tiempo: Chang y Cuba.



Pasó el tiempo, es el año 2007. En Bolivia hay, como desde hacía mucho tiempo no había, una democracia popular. En una ironía del destino, una misión internacionalista de los médicos cubanos (formados en la Cuba revolucionaria del Che y Fidel y subvencionados por esa misma pequeña isla enorme) en Bolivia, como otras tantas misiones que hay en muchísimos países del tercer mundo, le devolvió la vista al asesino del Che. Estaba afectado de cataratas. 


El Che luchó, mató y murió para imponer un sistema que liberara a los oprimidos, que de vida, salud y cuidado a los más necesitados. Luchó con violencia, luchó como Lincoln, como San Martín, como Bolívar, como Washington, como los revolucionarios franceses, como casi todos los que aspiran a cambiar un status quo injusto. El lobo humano nunca va a dejar de buena voluntad a sus presas. La clase de los esclavistas nunca libera de buena gana a sus esclavos. Los grandes cambios casi siempre se hacen con fuego, con fuerza, con sangre. Es lamenable pero es así. Y cuanto más grande es la explotación, más fuerza se necesita para acabar con ella. Si no es así, bienvenido sea, pero exigirle a un revolucionario que sea pacífico es condenarlo a ser asesinado.


Hoy en Cuba no hay desnutrición infantil, todos los niños pueden llegar a la universidad, todos los ciudadanos tienen una salud de primera. No contenta con ello, Cuba beca a miles de estudiantes sur, centro y norteamérica para estudiar medicina y otras carreras. Muchachos y muchachas que en sus países no hubieran tenido oportunidad porque son discriminados por pobres, o porque sus gobiernos les ponen malísimas escuelas en sus barrios pobres, o porque sus universidades son caras para sus pobres familias. A todos ellos, sin preguntar nada, Cuba les da hospedaje, comida, libros y formación de primer nivel en un sistema de estudio impecable. Pero esto no es todo: Cuba envía a sus médicos en misiones internacionalistas a otros países de América, África y Asia para seguir apoyando a sus pueblos. Y mientras tanto el imperio la sigue agrediendo y bloqueando...


Cuba exporta vida, salud, conocimiento y educación así como EEUU exporta muerte, armas, explotación, tortura y guerra.



En el año 2007 el sargento Terán, asesino del Che, fue operado de cataratas por los médicos cubanos. El sistema que defendía el hombre que él asesinó, indefenso, desarmado, rendido, le salvó la vista al sicario del sistema que sólo sabe asesinar, discriminar, empobrecer, explotar y privar de salud. 


En definitiva, el Che (equivocado, cometiendo un grave error estratégico) fue asesinado por un sistema que no es capaz de cuidar ni siquiera a sus sicarios más fieles. Ni le importa, tampoco.



Fuentes:
http://impreso.elnuevodiario.com.ni/2007/10/01/nacionales/60358
Wikipedia


Esteban Cámara

domingo, 28 de julio de 2013

Lidia y Clodomira

Clodomira y Lidia


Lidia Esther Doce Sánchez
Lidia
Lidia Esther, la nena la llamaban, tercera hija de un matrimonio burgués, nació un 27 de agosto de 1916 en Mir, en la antigua provincia de Oriente. Era una niña muy dulce y simpática, que se hacía querer por todos. 

Apenas producido el golpe de Batista, Lidia Doce, madre de tres niños, se manifestó como férrea enemiga de la dictadura y decidió unirse a la guerrilla. Su único hijo varón, Efraín Parra, ya lo había hecho.

"Conocí a Lidia apenas a unos seis meses de iniciada la gesta revolucionaria. Estaba recién estrenado como comandante de la cuarta columna y bajábamos, en una incursión relámpago, a buscar víveres al pueblecito de San Pablo de Yao, cerca de Bayamo en las estribaciones de la Sierra Maestra. Una de las primeras casas de la población pertenecía a una familia de panaderos. Lidia, mujer de unos cuarenta y cinco años, era uno de los dueños de la panadería. Desde el primer momento ella, cuyo único hijo había pertenecido a nuestra columna, se unió entusiastamente y con una devoción ejemplar a los trabajos de La Revolución... Su audacia sin límites hacía que los mensajeros varones rehuyeran su compañía. Recuerdo siempre las apreciaciones entre administrativas y ofuscadas que uno de ellos me hacía: 'Esa mujer tiene más ... que Maceo, pero nos va a hundir a todos; las cosas que hace son de loco, este momento no es de juego.' Lidia, sin embargo, seguía cruzando una y otra vez las líneas enemigas." Ernesto Che Guevara, Pasajes de la Guerra Revolucionaria.
Almeida, Celia, Lidia y Fidel
Lidia tenía una particular devoción por el Che y prefería trabajar para él cualquiera fuera el frente asignado. Fuera de su rol como mensajera fungía como Jefa del destacamento auxiliar estando ausente el Che. Su firmeza serena producía escozor entre los combatientes, no acostumbrados a estar al mando de una mujer.

Clodomira Acosta Ferral
Clodomira
Nació en Cayal, Manzanillo, el 1 de febrero de 1936. Fue una valerosa luchadora por la causa de la libertad de Cuba durante la guerra contra la dictadura de Fulgencio Batista. Aunque campesina analfabeta, poseía inteligencia y perspicacia naturales, armas que empleó para burlar las trampas de la tiranía desde su incorporación con 20 años de edad al Ejército Rebelde.

"Fidel tenía interés en conocer lo que sucedía en el Escambray, qué gente se había alzado allí y cómo se desarrollaban los acontecimientos en aquella zona; en fin, que era necesario averiguarlo y no encontrábamos la forma de conectarnos o de averiguar qué pasaba allí. Allí fue Clodomira, pues era una campesina muy determinada. Ignoro cómo hizo contacto con aquella gente, pero averiguó todo. No registró todo el Escambray porque no tenía permiso de Fidel". Celia Sánchez.

En una ocasión fue atrapada por el asesino Sánchez Mosquera, quien ordenó que la pelaran al rape y la encerraran. Con unos fósforos, la joven prendió fuego a unas mochilas que allí se encontraban y aprovechó la confusión reinante, para huir.

Lidia y Clodomira comenzaron a trabajar juntas como mensajeras. Formaban una dupla realmente poderosa, inteligentes y con fiereza inusual, capaces de vencer cualquier obstáculo.

Hay quien dice que el Che tendía a rodearse de la gente más humilde, más proletaria. Pero no es eso, no: el Che tenía un ojo extraordinariamente preciso para la lealtad y la entrega desinteresada.

Detención

Lidia y Clodomira se encontraban en La Habana a mediados de septiembre de 1958, prontas a llevarle al Che el cachorro que Lidia le había prometido. Se habían refugiado en una casa clandestina cuando, a consecuencia de una delación arrancada bajo cruel tortura, los esbirros de la dictadura irrumpieron a sangre y fuego en el inmueble y mataron a sus compañeros de casa. Lidia y Clodomira se lanzaron contra ellos como fieras enfurecidas, pero fueron reducidas y secuestradas.

"Nuestros compañeros se defendieron hasta la muerte; Lidia estaba herida cuando la llevaron. Sus cuerpos han desaparecido, están durmiendo su último sueño, Lidia y Clodomira, sin duda juntas como juntas lucharon en los últimos días de la gran batalla por la libertad." Escribió el Che en Pasajes de la Guerra Revolucionaria.

Tortura y muerte

Las torturas que sufrieron Lidia y Clodomira, pudimos saberlo muchos años después, fueron tremendas. Durante cinco días les pegaron, las torturaron de mil maneras, sin resultado. 

En el juicio a los asesinos, uno de ellos declaró: "(...) del reparto Juanelo fueron conducidas a la 11na. Estación (...) el día 13 Ventura las mandó a buscar conmigo y las trasladé a la 9na. Estación, al bajarlas al sótano que hay allí, Ariel Lima las empujó y Lydia cayó de bruces, casi no podía levantarse, y entonces él le dio un palo por la cabeza saltándoseles casi los ojos al darse contra el contén (...) La más vieja, Lidia, ya no hablaba, solo se quejaba. Estaba muy mal, toda desmadejada."

El 14 por la noche, Ventura, el oficial a cargo diría:
"Los animales estos le han pegado tanto para que hablaran que la mayor está sin conocimiento y la más joven tiene la boca hinchada y rota por los golpes, solo se le entienden malas palabras." No hablaron tampoco.


Las siguieron torturando. Finalmente,  las pusieron en bolsas con piedras y las llevaron al mar en La Puntilla, al fondo del Castillo de la Chorrera (Castillo de San Salvador de la Punta), La Habana. Desde un bote las hundían y las volvían a sacar, pero ni así consiguieron una palabra de delación. Finalmente, el 17 de septiembre, soltaron las bolsas al mar. Nunca se encontraron los cuerpos.

"Dentro del Ejército Rebelde, entre los que pelearon y se sacrificaron en aquellos días angustiosos, vivirá eternamente la memoria de las mujeres que hacían posible con su riesgo cotidiano las comunicaciones por toda la Isla y entre todas ellas, para nosotros, para los que estuvimos en el frente numero uno y personalmente para mi, Lidia ocupa un lugar de preferencia. Por eso hoy vengo a dejar en homenaje estas palabras, como una modesta flor..." Ernesto Che Guevara, Pasajes de la Guerra Revolucionaria.

Libro Pasajes de la Guerra Revolucionaria, Cuba 1956 – 1959. Edición anotada. Por Ernesto Che Guevara. Editora Política, 2008. 362 pág. ISBN 978-959-01-0829-7, cuarta edición. p. 288-290
EcuRed: http://www.ecured.cu/index.php/Lidia_Doce
             http://www.ecured.cu/index.php/Clodomira_Acosta_Ferral


Esteban Cámara

jueves, 25 de julio de 2013

Los dos 26 de julio

26 de julio de 1952-Argentina.

En ese triste día fallecía de cáncer la compañera Evita (María Eva Duarte de Perón, la chola, la negrita), a la edad de 33 años. Férrea defensora de los más desprotegidos, de los niños, de las mujeres, de los más humildes luchó fuertemente por ellos. No muchos saben que ella organizó a las mujeres como un partido aparte, el partido peronista femenino. Aún más, Evita logró que se reconozca a las mujeres el derecho al voto.

Ella sentía profundamente, desgarradoramente las injusticias y era capaz de luchar contra ellas sin cuartel, luego habría otro argentino muy parecido en eso: el Che. 

"Solamente involucrándonos con el dolor, viviendo y sufriendo con los pueblos, cualquiera sea su color, raza o credo, se podrá realizar la enorme tarea de construir la justicia que nos lleve a la paz. Bien vale la pena quemar la vida en aras de la solidaridad si el fruto será la paz del mundo y su felicidad aunque ese fruto madure, tal vez, cuando nosotros hayamos desaparecido." Fragmento de discurso de Evita en el Puerto de Vigo, España, 1947.

Evita fue la artífice principal, el motor de la acción social en la Argentina del primer peronismo. 

Una frase peronista dice: Perón cumple, Evita dignifica. Y esto era, definitivamente, así: Perón era el que hacía, el que gestionaba y conducía; Evita marcaba el camino de la dignidad, velando fundamentalmente por los que no tenían voz, de tan marginados.

No hubo nunca entre ellos la menor fractura, ni la menor divergencia. Por eso hoy se escucha a muchos gorilas decir cosas como que preferían a Evita, porque Perón era más derechista o esto o lo otro. O a la inversa. Pero ésta es sólo una maniobra divisionista, son cuñas que intentan meter los enemigos para fracturarnos. Yo he escuchado decir cosas como esas a  tremendos gorilas. No obstante, no hubo entre Perón y Evita ni la menor rencilla, ni la más mínima fractura como para que intenten separarlos porque, como dice aquella frase citada, Perón era el acto, Evita el sentido de ese acto.

En el postrer Mi Mensaje, que recién se conoció por estos años, Evita, moribunda, desvela su ferviente credo antiimperialista:
"A Perón y a nuestro pueblo les ha tocado la desgracia del imperialismo capitalista. Lo he visto de cerca en sus miserias y crímenes. Se dice defensor de la justicia mientras extiende las garras de su rapiña sobre los bienes de todos los pueblos sometidos a su omnipotencia... Pero más abominables aún que los imperialistas son las oligarquías nacionales que se entregan vendiendo y a veces regalando por monedas o por sonrisas la felicidad de sus pueblos."
El odio oligarca, el odio cipayo, siempre presente.
Hoy, el 26 de julio es bandera para muchos de nosotros, para los argentinos del campo nacional y popular por el recuerdo y la añoranza de Evita, que se nos fue tan joven.

26 de julio de 1953-Cuba


Huellas que quedan hoy, 2013, 60 años después del intento de copamiento. Foto: Esteban Cámara

En esa querida islita del caribe gobernaba Batista, un corrupto y sangriento dictador, tanto o más corrupto que gobiernos anteriores que habían terminado llevando a Cuba a convertirse en el prostíbulo de la mafia de los Estados Unidos. En la Cuba de esos años se vieron escenas de degradación colonial difíciles de superar y casi inéditas en la región en el siglo XX.

Fue así que un 26 de julio de 1953, un grupo dirigido por Fidel Castro intentó tomar el cuartel Moncada de la ciudad de Santiago de Cuba. Fracasaron, pero en su alegato, el abogado Fidel Castro demostró la situación de miseria de los cubanos sometidos a gobiernos corruptos y serviles a los intereses yanquis. Fidel fue condenado y luego amnistiado y deportado a México desde donde volvió con un grupo revolucionario en 1956 en el yate Granma y desembarcaron en la playa Las Coloradas del extremo sureste de la isla y desde allí, al pie de la Sierra Maestra, iniciaron la revolución cubana que nos enorgullece a todos los militantes populares de esta parte del continente. Al movimiento político militar surgido del asalto al Moncada lo llamaron Movimiento Revolucionario 26 de julio.
Brazalete de la Columna 14 'Juan M. Márquez', IV Frente Oriental Simón Bolívar
Hay una relación, al menos para mí, entre estas fechas y tiene que ver con la defensa de los más débiles, con el bienestar de los niños, de las mujeres, de los más inermes por clase, por educación, por género, por lo que fuera. Quisiera unirlas en un solo grito: ¡Vivan los dos 26 de julio! ¡Viva por siempre Evita y su gesta redentora y larga vida y salud a la revolución cubana! 


Nota: Juan Manuel Márquez fue el segundo jefe del movimiento 26 de Julio al desembarcar el Granma en Playa Las Coloradas. Luego del desastre de Alegría de Pío no pudo reunirse con el resto de los combatientes y fue alcanzado y asesinado por los esbirros de Batista.


Esteban Cámara

Rompiendo dependencias

Me pareció importante que los lectores de este blog conozcan este proyecto fundamental de liberación y descolonización cultural. Vamos rompiendo la dependencia con el imperio, sin pausas. Brillante lo de UNASUR.

De Comunicación Popular

Unasur desarrolla un mega-anillo de fibra óptica que pondrá fin a la dependencia Internet con EEUU



RAUL ZIBECHI / LA JORNADA – La Unasur aprobó un importante proyecto estratégico que comienza a desatar los lazos de dependencia con Estados Unidos: la creación de un mega-anillo de fibra óptica que hará que las comunicaciones internas de la región no pasen más por suelo estadunidense. La decisión de la primera reunión de los 12 ministros de Comunicaciones y Tecnologías de la Información reunidos en Brasilia el martes 29 es más importante aún, desde el punto de vista geopolítico, que los proyectos de infraestructura aprobados por el Cosiplan (Consejo Suramericano de Infraestructura y Planeamiento) al día siguiente en la misma ciudad.
Hasta ahora, las comunicaciones de Internet en la región sufren una dependencia casi increíble. Un mail enviado entre dos ciudades limítrofes de Brasil y Perú, por ejemplo entre Rio Branco, capital de Acre, y Puerto Maldonado, va hasta Brasilia, sale por Fortaleza en cable submarino, ingresa a Estados Unidos por Miami, llega a California para descender por el Pacífico hasta Lima y seguir viaje hasta Puerto Maldonado, a escasos 300 kilómetros de donde partió. Sobre esta base es imposible hablar de soberanía y de integración.
El anillo de fibra óptica tendrá una extensión de 10 mil kilómetros y será gestionado por las empresas estatales de cada país para que las comunicaciones sean más seguras y baratas.Para el Ministerio de Comunicaciones de Brasil, que gestó el proyecto, el anillo disminuye la vulnerabilidad que tenemos en caso de atentados, así como en cuanto al secreto de los datos oficiales y militares. Hasta hoy, 80 por ciento del tráfico internacional de datos de América Latina pasa por Estados Unidos, el doble que Asia y cuatro veces el porcentaje de Europa (Valor,28 de noviembre).
El ministro brasileño Paulo Bernardo dijo que el anillo estará concluido en dos años y que los costos actuales de Internet en América del Sur son tres veces mayores que los que se pagan en Estados Unidos. Para que los 12 países tengan un acceso igualitario a los flujos que se incrementarán por la conexión de nuevos cables submarinos, Bernardo adelantó la creación de puntos de intercambio de tráfico en las fronteras, de los que podrán colgarse las empresas. Para Brasil, el costo total del proyecto es de apenas 100 millones de dólares
Además de las decisiones de ambas reuniones de Unasur, Brasil decidió llevar a Naciones Unidas su negociación para la democratización de Internet, que está en manos de empresas estadunidenses. El embajador Tovar da Silva Nunes dijo el martes pasado que la gestión de los flujos de información no es inclusiva, no es segura, no es justa ni deseable.
El Cosiplan decidió impulsar 31 proyectos de infraestructura para 2012-2022, con un costo de 14 mil millones de dólares. Los cuatro más importantes son: corredor ferroviario entre los puertos de Paranagua (Brasil) y Antofagasta (Chile), con un costo de 3 mil 700 millones de dólares; carretera Caracas-Bogotá-Buenaventura-Quito, o sea, con salida al Pacífico, con un costo de 3 mil 350 millones de dólares; ferrocarril bioceánico Santos-Arica, trecho boliviano, que costará 3 mil 100 millones, y la carretera Callao-La Oroya-Pucallpa, que costará 2 mil 500 millones de dólares. En su mayor parte serán financiados por el BNDES de Brasil, pero podrán participar el Bandes de Venezuela, el Banco de Inversión y Comercio Exterior de Argentina y el regional Banco del Sur.
Todas estas obras forman parte del proyecto IIRSA (Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana), y están siendo contestadas por los pueblos, como sucedió en Bolivia con la carretera del TIPNIS y en Perú con las hidroeléctricas. La conversión de la región en potencia global, de la mano de Brasil, se procesará con un aumento de la explotación de los recursos naturales y de las personas. Es el mismo camino que antes recorrieron los países del norte y luego los emergentes.
Hay muchas más novedades en esta región. La reunión del Consejo de Defensa de la Unasur, realizada en Lima el 11 de noviembre, acordó 26 acciones en el contexto del plan de acción 2012 para la integración en materia de defensa y la creación de una agencia espacial regional. Argentina quedó encargada de poner en marcha la fabricación de un avión de entrenamiento para la formación de pilotos, en cuyo proceso participarán Ecuador, Venezuela, Perú y Brasil. Cada país fabricará partes que luego serán ensambladas en un lugar a determinar. Brasil, por su parte, quedó al frente del proyecto de avión no tripulado para la vigilancia de fronteras.
La región sigue así los pasos del acuerdo estratégico de defensa suscrito el 5 de septiembre entre Argentina y Brasil, que se plasma por ahora en la fabricación del carguero militar KC-390, diseñado por la empresa aeronáutica Embraer, en Brasil, que contará con piezas fabricadas en Córdoba, Argentina, con una inversión conjunta de mil millones de dólares, en la fabricación conjunta de vehículos de transporte y blindados, y la cooperación de las industrias navales y aeroespacial, y en el área de la ciberdefensa.
Es la primera vez que se toman este tipo de decisiones en el ex patio trasero de Washington. Además, y este dato no es menor, el proyecto del anillo de fibra óptica fue pergeñado en Bogotá por el ministro brasileño Bernardo; María Emma Mejía, la persona designada por Juan Manuel Santos para presidir la Unasur, y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, amigo personal del banquero Luis Carlos Sarmiento, el hombre más rico de Colombia, partidario de firmar un TLC con Brasil y de asociar las bolsas de valores de ambos países.
Eso puede explicar las intempestivas declaraciones de Álvaro Uribe contra las buenas relaciones colombo-venezolanas y el artículo de Roger Noriega en InterAmerican Security Watch, quien llamó a su país a preparase para una intervención militar en Venezuela, donde Estados Unidos compra 10 por ciento de su petróleo (9 de noviembre). Es evidente que el imperio en decadencia no va a contemplar pasivamente cómo pierde el control de la región sudamericana.
Unasur aprobó un importante proyecto estratégico que comienza a desatar los lazos de dependencia con Estados Unidos: la creación de un mega-anillo de fibra óptica
Fuente: Contrainjerencia


miércoles, 24 de julio de 2013

Inminente colapso del sistema

Hace pocos días, un empresario estadounidense vaticinó que el capitalismo está entrando en una fase de restricción de la libre empresa y concentración de la riqueza, asfixiando a los emprendedores y a las pequeñas empresas.

Publica nueve puntos en los que basa su predicción, algunos de ellos de concepción errónea a mi entender y derivados de su ideología neoliberal-antiestatal o bien de alcance nimio.

Ellos son el 1: Excesivas personas en carácter de dependencia. Argumenta que apenas el 53% de las personas paga el impuesto a la renta. Esta cifra no es baja, en Argentina es un 18% y parece basarse en un viejo aforismo, indemostrado, de que si la mitad de la población ayuda a la otra mitad, nadie va a terminar queriendo trabajar para preferir vivir de los demás. Entonces, según esta visión, van a terminar desapareciendo los trabajadores y nadie va a producir riqueza. Esta idea es francamente ridícula porque una persona casi de cualquer ingreso gana más que un asistido socialmente, estas personas aún ayudadas, tienen un ingreso tan bajo que su vida roza apenas lo soportable. Nadie se cambiaría por ellos, realmente. Sólo puede pensar esta quien desconoce por completo lo que significa vivir en la pobreza donde, el hecho de tener una ayuda mínimamente de supervivencia, no es suficiente estímulo como para compensar el 'goce' de vivir sin trabajar.

En los puntos 3 y 6, Rosemberg se queja, genéricamente, del control estatal y sus gastos, sin darse cuenta de que, bien entendido, es precisamente el control estatal el que podría evitar los males que él está denunciando. Además, sería suicida renunciar al control sanitario-bromatológico, por ejemplo, sobre todo en estos tiempos de crisis. Cuando a Rosemberg le vendan una hamburguesa con 'cola' seguramente entenderá de la importancia de los controles estatales...

El resto de los puntos son muy atinados y refieren al concepto de 'gula capitalista', concepto pronosticado por la tradición económica marxista. Realmente, esta crisis que se está produciendo fundamentalmente en las economías 'ricas' responde a la caracterización de crisis por excesiva concentración. Las desregulaciones producidas por el neoliberalismo y la independencia creciente de los BRICS y sudamérica, entre otros, conlleva un riesgo que parecen no haber entendido del todo en el FMI y en los despachos de los economistas del primer mundo. 

Los puntos 2, 4, 5, 7, 8 y 9, resumidos, son muy interesantes y coincido (obviando la equivocada fobia liberal-antiestatal del autor):

2. Los ciudadanos no pueden ahorrar: “el dinero ha sido retirado de las manos que lo generaron, y se trasladó a las manos de los no productores, mentirosos y destructores”.
4. La empresa grande “esclaviza” a la pequeña: El corporativismo (definido como una forma de fascismo) esclaviza a las pequeñas empresas y los estados sólo se preocupan por aquellos grandes holdings, ignorando a los pequeños. Para colmo, las pequeñas y medianas empresas son las que emplean a más trabajadores en relación a sus ingresos, agrego.
5. Un complejo militar-industrial ingobernable: Su lobby, su alarmismo y sus gastos sólo pueden ser caracterizados como “obscenos”, afirma el autor.“…las guerras destruyen masivamente y no producen nada”, explica.
7. Los ricos no producen: apareció una casta de personas muy prósperas que gana millones de dólares de forma agresiva. “Resulta que reciben una gran cantidad de dinero, pero solo generan residuos”, concluye Rosenberg.
8. El altruismo es historia: La ética de los negocios modernos se basa solo en adquisición y no en la creación. “Limitarse a agarrar todo lo que se puede es una filosofía insuficiente para el capitalismo, y conduce a zonas de sombra”, opina Rosenberg.
9. Ricos con superpoderes: “Nuestros sistemas monetarios se han vuelto aristocracias; una clase oculta e inmensamente poderosa”, indica Rosenberg.
Para terminar:

“En este momento una ética parasitaria reina sobre Occidente y la continuará dominando siempre que los productores interpreten el papel de los incautos”.

Párrafo aparte me merece la fobia antiestatal de Rosemberg, fobia no equivocada en cuanto a las burocracias gubernamentales de los países centrales, cooptadas por esas mismas oligarquías que están causando el problema. Lo que es importante afirmar es que, esa oligarco-política burocrática no es la única opción. Existe la posibilidad de generar otra clase política. Y a eso lo está demostrando sudamérica en estos últimos años.



----------
Nota de referencia

El capitalismo se acerca al fracaso, afirma empresario de Estados Unidos

20 JULIO 2013 1 COMENTARIO
Crisis MundialLas grandes empresas y gobiernos le están cavando la tumba al capitalismo, opina Paul Rosenberg, empresario e ingeniero de Estados Unidos, quien destaca que la opresión a los fabricantes y pequeños empresarios se transformará gradualmente en neofascismo de una élite superpoderosa.
“Voy a ser franco: nuestro sistema capitalista se acerca al fracaso. O quizá sea mejor decirlo así: Nuestros sistemas de mercado marginalmente capitalistas, parcialmente libres, se están acercando a un colapso masivo”, asegura en su blog Freeman Perspective.
Rosenberg enumera nueve factores que condicionan el declive del capitalismo, todos ellos relacionados con el hecho de que los empresarios que crean nuevos bienes o servicios se han convertido en esclavos de las grandes corporaciones y de los gobiernos.
1. Demasiadas personas económicamente dependientes
El productor medio se encuentra en condiciones de miseria. Por poner un ejemplo, el importe total de los impuestos recaudados en EE.UU. no crece, pero cada vez son menos las personas que realmente pagan impuestos. Durante las últimas elecciones presidenciales se reveló que el 47% de la población activa no paga ni un centavo en impuestos sobre la renta, lo que significa que la segunda mitad lo paga por todos, incluyendo por los muchos millones de personas que utilizan cupones de alimentos y discapacitados. “Los productores se ven castigados y maltratados, se ven ridiculizados”, explica Rosenberg.
2. Los ciudadanos no pueden ahorrar
Ahorrar dinero se ha vuelto imposible. Hace cien años, los mecánicos, carpinteros o comerciantes llenaban lentamente sus cuentas bancarias con oro y plata, lo que les permitía gozar de una vejez cómoda, así como pedir préstamos entre sí para el desarrollo empresarial. Pero ahora “el dinero ha sido retirado de las manos que lo generaron, y se trasladó a las manos de los no productores, mentirosos y destructores”, denuncia el bloguero estadounidense.
3. Excesivo gasto de la regulación estatal
Rosenberg cita como ejemplo EE.UU., que en 2008 gastó el 14% de la renta nacional (1,75 billones de dólares) en regulación estatal. “El dinero simplemente se extrae de la producción y se desperdicia en la psicosis política”, afirma.
4. La empresa grande “esclaviza” a la pequeña
Solo las empresas más grandes y más estables son capaces de llamar la atención de las autoridades sobre sus problemas. Las pequeñas empresas carecen de “libro de reclamaciones” y se encuentran aplastadas por los altos impuestos y la regulación excesiva. Según Rosenberg, Mussolini tenía razón cuando dijo que “el fascismo debería más bien ser llamado corporativismo, ya que es la fusión del Estado y del poder corporativo”.
5. Un complejo militar-industrial ingobernable
El complejo industrial militar está fuera de control. Su lobby, su alarmismo y sus gastos sólo pueden ser caracterizados como “obscenos”, afirma el autor. Billones de dólares y millones de vidas productivas se gastan en las máquinas de guerra de Occidente. “Nunca hay que olvidar que las guerras destruyen masivamente y no producen nada”, explica.
6. Burocracia inútil y costosa
Todos los países occidentales tienen ahora una clase numerosa de burócratas, cuerpos policiales, inspectores encargados de hacer cumplir la ley. Sólo en EE.UU. suman varios millones, ninguno de los cuales produce nada y solo impiden a los fabricantes producir bienes. “A millones de personas se les paga para restringir el comercio”, indica Rosenberg.
7. Los ricos no producen
El bloguero destaca que apareció una casta de personas muy prósperas que gana millones de dólares de forma agresiva. Y el problema es que estos ingresos no son productivos, y el dinero invertido, en realidad, no produce nada. “Resulta que reciben una gran cantidad de dinero, pero solo generan residuos”, concluye Rosenberg.
8. El altruismo es historia
La ética de los negocios modernos se basa solo en adquisición y no en la creación. En tiempos más ilustrados se trataba de procurar beneficios al mundo o de, al menos, crear cosas nuevas y mejores. “Limitarse a agarrar todo lo que se puede es una filosofía insuficiente para el capitalismo, y conduce a zonas de sombra”, opina Rosenberg.
9. Ricos con superpoderes
Cada nación tiene una pequeña clase superpoderosa de élites de bancos centrales que amasan fortunas en sus monopolios de divisas, y que son totalmente desconocidos para los productores que, sin querer (y sin saberlo), compran aviones y yates para ellos. “Nuestros sistemas monetarios se han vuelto aristocracias; una clase oculta e inmensamente poderosa”, indica Rosenberg.
“En este momento una ética parasitaria reina sobre Occidente y la continuará dominando siempre que los productores interpreten el papel de los incautos. Si esto sigue así, lo que queda del capitalismo se detendrá y será invadido por un arreglo neofascista, no de la variedad del dictador y la esvástica, sino de una donde los intereses de las empresas estatales poderosas se conviertan en una fuerza imparable e insaciable”, vaticina Rosenberg.
(Con información de Russia Today)



lunes, 22 de julio de 2013

Sobre opiniones ... y sobre hechos

Nosotros no opinamos, nosotros hacemos (video) dijo la presidenta hace instantes al inaugurar un hospital. 

Me hace acordar de una discusión reciente con una almita que me decía que todas eran opiniones, las de "ellos" y las mías. No, corazón: el aumento del PBI a tasas chinas (se duplicó en 10 años), la ley de matrimonio igualitario, la de identidad de género, la de fertilización asistida para todas, los cinco millones de puestos de trabajo, la duplicación de la cantidad de personas en la clase media (según Banco Mundial), las jubilaciones con aportes irregulares, las paritarias anuales, la triplicación del presupuesto educativo relativo al PBI (PBI que, de paso, se duplicó en 10 años), el hundimiento del Alca, el desendeudamiento (deuda: 160% del PBI en 2002 a 38% del PBI en 2012), la baja drástica de la pobreza, el aumento espectacular de la ocupación laboral (63 % en 2002, 96% en 2012), las leyes de protección laboral elogiadas por la OIT, los juicios a los genocidas, las liberaciones de personas explotadas (mujeres obligadas a prostituirse, principalmente), la expulsión del FMI, la recuperación de YPF y Aerolíneas Argentinas, la recuperación de los fondos de los jubilados, la unidad latinoamericana y la participación en la creación de la CELAC y de la UNASUR, el Plan NACER, el PROCREAR (decenas de miles de viviendas en construcción), la Asignación Universal para los hijos, la repatriación de más de 1.000 científicos, etc., no son OPINIONES. Son realidades. No te confundas.

Opinión es pensar que fulanito es culpable aunque no haya pruebas, aunque los testimonios fueran probadamente comprados u obtenidos bajo coacción.

En cambio, pronosticar casi todas las semanas un nuevo cataclismo para el país es más que una opinión: Es mala onda. Es ser una persona jodida que DESEA que al país le vaya mal para así poder probar ella que tenía razón en no querer al gobierno actual. Y de paso amargarle la vida a los demás. Sigan tragándose sus malos deseos, yo sólo pido que no me ofendan tirándomelos en la cara una y otra vez, sin hacerse cargo de todos los fallidos anteriores (y van 60, por lo menos, en mi cuenta personal). Casualmente, jamás criticaron a Menem como critican a este gobierno...

Esto de manifestar que todo es opinión suena a último recurso de aquellos que no tienen argumentos. Entonces, todo es lo mismo, todo vale lo mismo. Y como la opinión de ellos  no vale nada porque es infundamentada o probadamente equivocada (como los cataclismos que nunca se producen o las cámaras ocultas prearmadas y guionadas), entonces pretenden reducir a la nada los argumentos de los demás, igualándolos a una opinión como la de ellos, que carece de argumentos, es sólo un "me parece que...". 




Esteban Cámara

Santa Fe, 23 de julio de 2013

domingo, 21 de julio de 2013

El pequeño que valía por cien


Foto de Roberto Rodríguez antes de ser El Vaquerito, el pequeño y fantasioso guerrillero de la valentía gigante.
Roberto Rodríguez Fernández había nacido guajiro en la zona de Perea, entonces provincia de Las Villas (hoy Sancti Spiritus, casi en el límite con Ciego de Ávila), un 7 de julio de 1935. Tuvo varios empleos de mísera paga hasta que decidió incorporarse a la rebelión de Fidel. Cuentan que llegó descalzo en un contingente que guiaban Celia Sánchez, Haydeé Santamaría y Marcelo Fernández Font, después de deambular un mes en la selva y los guerrilleros no querían aceptarlo porque lo veían pequeño y enfermizo. Pero él pudo hablar por fin con Fidel y su convicción convenció al gigante y fue aceptado. Nada podía frenarlo, ni la selva. 

Celia Sánchez le dió un calzado grabado, el único adecuado para sus pequeños pies y un gran sombrero de guajiro y todos lo mentaron 'El Vaquerito'.

Empezó como mensajero, luego combatiente y su arrojo pronto lo llevó a ser ascendido a teniente en la Columna Uno. Pero cuando se enteró de que la columna del Che, la Cuatro, iba a ser enviada a Las Villas pidió ir allí, aunque sea como soldado raso.

El Che cuenta en Pasajes de la Guerra Revolucionaria (p. 74-75, citada al final) que cierta vez le preguntó a El Vaquerito por los empleos que había tenido. Su comandante, sigilosamente, se puso a hacer cuentas con un papel y un lápiz. Luego de todo el recuento, el relato sólo parecía ser posible si El Vaquerito (entonces de poco más de veinte años) hubiera empezado a trabajar cinco años antes de su nacimiento...

"De su vida entre nosotros, recordamos todos su extraordinaria alegría, su jovialidad ininterrumpida y la forma extraña y novelesca que tenía de afrontar el peligro. El Vaquerito era extremadamente mentiroso, quizás nunca hubiera sostenido conversación donde no adornara tanto la verdad que era prácticamente irreconocible, pero en sus actividades, ya fuera como mensajero en los primeros tiempos, como soldado después, o jefe del pelotón suicida, El Vaquerito demostraba que la realidad y la fantasía para él no tenían fronteras determinadas y los mismos hechos que su mente ágil inventaba, los realizaba en el campo de combate; su arrojo extremo se había convertido en tema de leyenda cuando llegó el final de toda aquella aventura que él no llegó a ver." Che Guevara, Pasajes de la Guerra Revolucionaria, p. 75.

Parece que a la realidad a veces hay que ayudarla, condimentarla con un poco del material del que están hechos los sueños de los niños. 

Así, Roberto se ganó el derecho de ser el capitán de un grupo al que no tardaron en denominar el "Pelotón Suicida". Cuenta el Che que a este pelotón se le moría un soldado casi en cada refriega y luego, al querer reemplazarlo prácticamente el resto de la columna  cuatro aplicaba para el dudoso honor de arriesgar inmoderadamente la vida. Las escenas de dolor de los rechazados conmovían hasta la hosca firmeza del Che.

Dicen que al intimar la rendición en un cuartel y demorar los sitiados para hacerlo, Roberto se tumbó en un camastro y les dijo como con fastidio: "cuando estén listos para rendirse, me avisan". Esto pareció desmoralizar del todo a los soldados enemigos y se fueron entregando, dejando al oficial al mando solo. Y éste, finalmente, se rindió.

El Vaquerito, en todo su esplendor de combate. Hoy una escultura basada en esta foto se encuentra en la Plaza enfrente de la ex Jefatura de Santa Clara.
En el último día de la guerra los rebeldes asediaban la jefatura de policía de Santa Clara, haciendo trabajosos agujeros por las medianeras de las casas. Así, El Vaquerito se fue acercando hasta unos 50 metros de la guarnición. Desde allí disparaba sin temor a la muerte, el pecho descubierto a los enemigos, cuando un tiro le atravesó el cráneo. 


Presuroso el comandante doctor, el guerrillero heroico, llegó hasta el pequeño cuerpecito y se dio cuenta de que, aunque aún se moviera, no tardaría en morir y así se lo dijo a Aleida March. 

Muchos niegan que el Che hubiera dicho allí: Me han matado cien hombres. Pero si no lo dijo, esto nos sugiere que hay cosas que aunque no ocurrieran, son ciertas.

En Pasajes de la Guerra Revolucionaria el Che conmemora ese infausto día “... recuerdo que tenía el dolor de comunicar al pueblo de Cuba la muerte del Capitán Roberto Rodríguez “El Vaquerito”, pequeño de estatura y de edad, jefe del Pelotón Suicida quien jugó con la muerte una y mil veces en lucha por la libertad". Era el 30 de diciembre de 1958, a pocas horas de la victoria.

Hoy El Vaquerito descansa junto a muchos de sus compañeros en Santa Clara, en el Mausoleo del Frente de las Villas, muy cerquita del arropo de su jefe que tanto lo quería. Y la entonces jefatura de policía, lugar de tortura y represión, ha sido transformada por la revolución en escuela secundaria.


Pasé por tu tumba un martes de este mayo, Vaquerito, como una polilla circunvoluciona un foco de luz. 
Y, no sabes: ciertas nubes se obstinaban  
en asemejarse a botas vaqueras iluminando el cielo de Santa Clara. 

El Vaquerito, ya finado y con insolencia postrera, tomó la jefatura de policía y la transformó en lugar de enseñanza y progreso juvenil por el resto de los días.

Y yo digo: 
¡Ojalá tu coraje sitie y conquiste los corazones 
de los militantes populares de todo el mundo!




Fuentes:
EcuRed
Libro Pasajes de la Guerra Revolucionaria, Cuba 1956 – 1959. Edición anotada. Por Ernesto Che Guevara. Editora Política, 2008. 362 pág. ISBN 978-959-01-0829-7, cuarta edición.
Blog Santa Clara, La ciudad del Che


Esteban Cámara
Santa Fe, julio de 2013

viernes, 19 de julio de 2013

El más brillante de los guerrilleros


¿Qué se puede decir de quién el Che (nada menos) dijo que era el más brillante de los guerrilleros?
Agregar leyenda
Nacido un 6 de febrero de 1932 en la barriada de Lawton, en la capital cubana, era hijo de los anarquistas españoles Ramón Cienfuegos (Asturias) y Emilia Gorriarán (Cantabria). Ya en su adolescencia había comenzado a involucrarse en las luchas políticas populares y en el rechazo a los golpes militares lo que lo llevó a ser detenido y golpeado. Decide exiliarse y, al encontrarse en México, toma contacto con el grupo que preparaba Fidel Castro para viajar a Cuba en el Granma. Fue el último en ser aceptado por su falta de entrenamiento militar, cosa que cumplieron a rajatabla en el campo de Abasolo en Tamaulipas.

"El Comandante del Pueblo", "El Señor de la Vanguardia", "Héroe de Yaguajay" o "el héroe del sombrero alón" lo llama hoy su pueblo.

Campaña guerrillera

-Alegría de Pío

Cuentan que en medio de la lluvia de balas de Alegría de Pío en donde los bisoños guerrilleros fueron emboscados y casi aniquilados por el ejército de Batista, alguien gritó "Hay que rendirse" y una voz viril le contestó: "Aquí no se rinde nadie, y una palabrota". Según el Che, ése fue Camilo y la palabrota sería "carajo", Según otros, fue Almeida. Hay quienes dicen que la palabrota fue "cojones" o "coño". Lo cierto es que en fragor del combate no se podría apreciar timbres de voz y detalles. 

Luego de esa amarga derrota, el Che y Camilo se encontraron con algunos pocos compañeros y el Che, herido en el cuello, había perdido sus pocas latas de conservas. Entonces Camilo compartió con él su única posesión: Una lata de leche condensada. Ambos controlaron sigilosamente, de reojo, que el reparto fuera equitativo.

- Méritos

Camilo siempre descolló por su coraje y a esto lo atestigua su desempeño en los Combates de Bueycito, El Hombrito y Pino de Agua. Cierta vez, cuenta el Che, un asistente dejó atrás una valiosa ametralladora y Camilo arriesgó su vida, prácticamente casi se suicidad, para volver a recuperarla. Los soldados enemigos se mofaron mucho de ellos disparando ráfagas a la selva y gritando, ¡Ahí va la metralleta de Camilo!

Por sus actuaciones primero fue ascendido a Capitán y luego designado jefe de la vanguardia de la Columna Número 4, la del Che.

Los llanos del Cauto y Bayamo supieron de su valor en la lucha en marzo de 1958.

Luego se lo haría comandante de la columna Número 2, Antonio Maceo, con la misión de llevar la lucha al occidente de Cuba, en coordinación con la columna del Che.

-Yaguajay

El 21 de diciembre de 1958 la vanguardia de Camilo inició el cerco sobre el cuartel y la localidad de Yaguajay (hoy provincia Sancti Spiritus, cercana a Caibarién, hoy provincia de Villa Clara, que había sido tomada por fuerzas del Che). El 22, Camilo Cienfuegos se sumó al cerco con el resto de sus tropas, reuniendo algo más de 200 hombres. Pudieron doblegar la resistencia de la guarnición del ejército, 350 efectivos, recién en la tarde del día 31 de diciembre. Esto representó un golpe decisivo para debilitar las fuerzas de Batista y acelerar su huída juntamente con la toma de Santa Clara por parte del Che. Por esto llamaron a Camilo «El Héroe de Yaguajay»

El accidente
Foto de la estatua de Camilo con la metra Thompson en el malecón de Gibara (Holguín, Cuba)
Cuando vi esta estatua me sorprendió que estuviera de espaldas al mar, tal vez mirando a la sierra maestra. La estatua pareciera querer ignorar el mar, negarlo, tal vez negar su muerte prisionera de los misterios del abismo oceánico. Lo cierto es que Camilo, el que alguna vez soñó con ser escultor, sigue muy vivo porque está en el corazón de su pueblo que lo sigue amando. 

El 28 de octubre de 1959, a poco del triunfo de la revolución, cuando volvía de reprimir la traición de Huber Matos en Camagüey, el avión de Camilo se perdió. Habra sido un misil venido desde el infierno y por eso nunca se encontraron restos del avión ni del añorado héroe. Cada 28 de octubre los niños de Cuba lanzan flores al mar en homenaje a uno de quienes ofrecieron su vida por su futuro.

Pasajes de la guerra revolucionaria

En este libro, el Che le dedica a Camilo un apartado entero de su capítulo "Retratos de revolucionarios" (Pasajes de la Guerra Revolucionaria, ed. cit., pág. 295-300).

"No lo llegué a conocer en México, se incorporó a último momento, venía de los Estados Unidos sin una recomendación previa y la gente dudaba de él, como se dudaba de todo el mundo en aquella hora azarosa... Conocí a Camilo antes de conocerlo por una exclamación que era un símbolo: fue en aquel momento del desastre de Alegría de Pío. Yo estaba herido, tirado en un claro y a mi lado un compañero se desangraba disparando sus últimos cartuchos para morir peleando. Se oyó un débil grito: "estamos perdidos, hay que rendirse·. Y una voz viril que no identifiqué sino como la voz del pueblo, gritó desde algún otro lugar: "Aquí no se rinde nadie, carajo."
Pasó aquello, salvamos la vida, la mía personal gracias a la intervención del compañero Almeida y vagamos cinco hombres por los acantilados cercanos a Cabo Cruz. Allí, una noche de luna encontramos a tres compañeros más, dormían plácidamente sin temor a los soldados y los sorprendimos creyendo precisamente que eran enemigos, no pasó nada, pero serviría después para dar base a un chiste mutuo que nos hacíamos; el que hubiera estado yo entre los que lo sorprendieran, pues otra vez me tocó levantar bandera blanca para que su gente no nos matara, confundiéndonos con batistianos.
Seguimos 8, Camilo tenía hambre y quería comer, no le importaba cómo ni dónde, simplemente quería comer, tuvimos fuertes "broncas" con Camilo porque quería constantemente meterse en los bohíos para pedir algo y, dos veces, por seguir los consejos del "bando comelón" estuvimos a punto de caer en las manos de un ejército que había asesinado allí a decenas de nuestros compañeros. Al noveno día la parte "glotona" triunfó; fuimos a un bohío, comimos y nos enfermamos todos, pero entre los más enfermos, naturalmente, estaba Camilo, que había engullido como un león un cabrito entero.
En aquella época yo era más médico que combatiente, le impuse un método de comida y además que se quedara en un bohío resguardado y atendido. Aquello pasó y nos juntamos nuevamente, los días se juntaron en semanas y meses, valiosos compañeros quedaron en el camino; Camilo fue imponiendo sus condiciones hasta convertirse en teniente de la vanguardia de nuestra única y querida columna, que luego sería la número 1, José Martí, comandada personalmente por Fidel...Posteriormente, después de Uvero, se me dio el grado de capitán y a los pocos días, el grado de comandante al mando de una columna... y un día Camilo pasó como capitán a la Columna que yo comandaba, la cuatro, que llevaba ese número para engañar al enemigo, pues le correspondía el dos. Camilo inició allí su nueva carrera de proezas, con una actividad infatigable y un celo extraordinario se movilizaba una y otra vez en todos los sentidos cazando guardias.... Ya Camilo era Camilo, señor de la vanguardia, guerrillero completo que se imponía por esa guerra con colorido que sabía hacer.
En el segundo ataque a Pino del Agua, recuerdo mis angustias, Fidel me ordenó que me quedara con él y que dejara a Camilo la responsabilidad del ataque por uno de los flancos. La idea era sencilla, Camilo debía atacar y tomar un extremo del campamento y después sitiarlos, pero llegó el huracán y el y sus soldados tomaron la posta y siguieron avanzando, metiéndose en el poblado, matando y aprisionando cuanto encontraron a su paso. Fueron conquistando casa por casa, hasta que al final se organizó la resistencia del enemigo y una lluvia de plomo empezó a mermar nuestras filas en las que grandes compañeros como Noda y Capote dejaron allí sus vidas.
El ametralladorista iba avanzando con la tropa, pero en un momento dado se encontró en medio del huracán de fuego y con sus sirvientes muertos, dejando la ametralladora; ya era de día, el combate se había iniciado de noche; Camilo se precipitó sobre la ametralladora para defenderla y salvarla, dos balas le dieron, una le atravesó el muslo izquierdo y la otra le perforó el abdomen; salió de allí y sus compañeros se lo llevaron; a dos kilómetros de él, con el enemigo de por medio, escuchábamos nosotros al rato una ametralladora mientras gritaban: "ahí va la de Camilo... Ahí van las balas de Camilo", y vivas a Batista, todos pensamos que Camilo había muerto; después celebrábamos su suerte pues la balahabía entrado y salido por el abdomen sin interesar los intestinos ni ningún órgano vital...
Una vez estuvo cercado por seiscientos hombres, ellos eran veinte, y resistió el acoso hasta de dos tanques, para irse por la noche de una forma extraordinaria... Después viene la historia maravillosa de la invasión y su cadena de victorias en el llano de Las Villas, difíciles por la poca seguridad del terreno, magníficas por su audacia y, al mismo tiempo, se veía ya el sentido político de Camilo, su decisión en los problemas revolucionarios, sus fuerzas y su fe en el pueblo. Camilo sí era alegre, era dicharachero y burlón... Tenía un fogoncito especial para cocinar gatos y ofrecérselo como manjar a los que venían a incorporarse, era una de las tantas pruebas de la sierra, y más de uno quedó en ese examen preliminar al negarse a comer gato.. Camilo era un hombre de mil anécdotas, las creaba a su paso con naturalidad; unía su desenvoltura y su aprecio por el pueblo a su personalidad... lo dijo Fidel, no tenía la cultura de los libros, tenía la inteligencia natural del pueblo que lo había elegido entre miles para ponerlo en ese lugar privilegiado adonde llegó con golpes de audacia, con tesón, con inteligencia y con devoción, sí, porque Camilo era un devoto de la lealtad que la usaba en dos grandes líneas con el mismo resultado; tan devoto de la lealtad personal hacia Fidel que encarnaba como nadie y era devoto de la lealtada del pueblo... Camilo no es que midiera el peligro, lo utilizaba como juego, jugaba con él, lo toreaba, lo atraía y lo manejaba... Sí recalquemos siempre que no ha habido ni antes de la guerra de liberación un hombre comparable a Camilo, revolucionario cabal, hombre de pueblo, artífice de ésta Revolución, que hizo la nación cubana para sí, no podía pasar en su cabeza la más leve sombra del cansancio o de la decepción, Camilo, el guerrillero, es artículo permanente de evocación cotidiana... el que puso su señal precisa e indeleble a la Revolución Cubana, el que está presente en los otros que no llegaron y en aquellos que están por venir, en su renuevo contínuo e inmortal. Camilo es la imagen del pueblo".

Según cuenta un testimonio (Fuentes: 5-), el Che vio de inmediato las cualidades de Camilo, así como su tendencia al excesivo riesgo e intentó, con éxito, encauzarlo

-Camilo, vos no podés seguir así... Tené bien claro que lo que quiere Fidel no es tumbar a Batista para ponerse él... Fidel aspira a hacer una verdadera Revolución, y sólo no la podrá hacer... Necesitará de mucha gente que piense como él.- Le insiste Che con inconfundible entonación de los argentinos.

-Bueno, yo estoy y estaré con él siempre... Por su ejemplo desde el Moncada y por todo lo que supe de él, es que juré unírmele en México y luego, por lo que hemos vivido desde que desembarcamos, he aprendido bajo su dirección a ser más revolucionario... Haré todo lo que pueda, te lo prometo.- Respondió Camilo con el típico lenguaje de nuestra tierra.

-Yo estoy seguro de que vos tenés condiciones para ser mucho más útil a la Revolución... Por eso tenés que modificar tu comportamiento.

Cierto día me dijo Camilo: -A partir de ese momento Che se convirtió en mi profesor y mi mejor amigo.



Hasta en los billetes de Cuba está Camilo.

Palabras de Camilo al Che al enterarse de su designación al frente de la escuela de guerra del Movimiento 26 de Julio en la Sierra Maestra, palabras de hijo, de hermano: "Che. Hermano del alma: Recibí tu nota, veo que Fidel te ha puesto al frente de la Escuela Militar, mucho me alegra pues de ese modo podremos contar en el futuro con soldados de primera, cuando me dijeron que venías a «hacernos el regalo de tu presencia», no me agradó mucho, tú has desempeñado papel principalísimo en esta contienda; si te necesitamos en esta etapa insurreccional más te necesita Cuba cuando la guerra termine por lo tanto bien hace el Gigante en cuidarte. Mucho me gustaría estar siempre a tu lado, fuiste por mucho tiempo mi jefe y siempre lo seguirás siendo. Gracias a ti tengo la oportunidad de ser ahora más útil, haré lo indecible por no hacerte quedar mal. Tu eterno chicharrón." Camilo.

En cierta ocasión, Fidel daba un discurso improvisado sobre el futuro y el plan de gobierno a poco de tomar el poder y en un momento dado paró y preguntó: "¿Voy bien, Camilo?", "Vas bien, Fidel". Siempre compañero, asegurando el rumbo.

Yo prefiero no hablar de 'mito', respecto de figuras como Camilo o el Che, porque esta palabra, su etimología, nos remite a invento, ficción, mentira. El Che y Camilo existieron, laten, dan simiente, son amados y nutren a muchos de nosotros. Allí está Cuba para demostrarlo.



Fuentes: 
1-Pasajes de la Guerra Revolucionaria, Cuba 1956 – 1959. Edición anotada. Por Ernesto Che Guevara. Editora Política, 2008. 362 pág. ISBN 978-959-01-0829-7, cuarta edición.
2-Edición en pdf de fragmentos del libro citado de creandopueblo.files
3- Ecured: Camilo Cienfuegos
4- Wikipedia
5- Che y Camilo: Amistad ejemplar, artículo de William Gálvez en Revista Calibán
6- Discurso del Che sobre Camilo, Radio Jaruco, Cuba 





Esteban Cámara
Santa Fe, 17 de julio de 2013.


Palabras del Che

Dijo el Guerrillero Heroico, Ernesto Che Guevara, del Héroe de Yaguajay… “Lo que a nosotros, los que recordamos a Camilo como una cosa, como un ser vivo, siempre nos atrajo más, fue lo que también a todo el pueblo de Cuba atrajo: su manera de ser, su carácter, su alegría, su franqueza, su disposición de todos los momentos a ofrecer su vida, a pasar los peligros más grandes con una naturalidad total, con una sencillez completa, sin el más mínimo alarde de su valor, de sabiduría, siempre siendo un compañero de todos, a pesar de que ya al terminar la guerra era, indiscutiblemente, el más brillante de todos los guerrilleros”.

De esta forma elocuente señaló el Comandante Ernesto Che Guevara la visión que tenía acerca de quien fuera uno de sus más entrañables amigos y compañeros de lucha, el Comandante Camilo Cienfuegos.

Estas palabras fueron pronunciadas por el Che durante su intervención en el acto por el quinto aniversario de la desaparición física de Camilo, ocurrida el 28 de octubre de 1959, en un trágico accidente de aviación.

En su breve discurso, el Che detalló cómo fue que comenzó a gestarse durante la lucha revolucionaria, la amistad que lo unió a Camilo Cienfuegos.

Y recordó lo ocurrido el 5 de diciembre de 1956 poco tiempo después que los expedicionarios del “Granma” fueran atacados en Alegría de Pío por soldados de la dictadura batistiana: “Nos habían sorprendido; en la huída yo perdí mi mochila, alcancé a salvar la frazada nada más, y nos reunimos un grupo disperso. Fidel Castro había salido con otro grupo. Quedamos unos diez o doce. Y había más o menos una ley no escrita de la guerrilla que aquel que perdía sus bienes personales, lo que todo guerrillero debía llevar sobre sus hombros, pues debía arreglárselas. Entre las cosas que había perdido estaba algo muy preciado para un guerrillero: las dos o tres latas de conserva que cada uno tenía en ese momento.

“Al llegar la noche, con toda naturalidad cada uno se aprestaba a comer la pequeñísima ración que tenía, y Camilo, viendo que yo no tenía nada que comer, ya que la frazada no era un buen alimento, compartió conmigo la única lata de leche que tenía; y desde aquel momento yo creo que nació o se profundizó nuestra amistad.

Tomando sorbos de leche y velando disimuladamente cada uno que el reparto fuera parejo, íbamos hablando de toda una serie de cosas.”

El Che especificó que hasta ese momento no eran particularmente amigos y que incluso resultaban ser diferentes en cuanto al carácter específico de cada cual, pero que meses después llegaron a intimar extraordinariamente.

De igual modo detalló aspectos poco conocidos de la vida de quien también fuera identificado en nuestra historia como “Señor de la Vanguardia.”

Y a manera de ejemplo, citó la etapa inicial de la lucha en la Sierra Maestra, donde producto del desconocimiento que cada uno tenía de sus propios compañeros y de otros problemas surgieron ciertas desavenencias internas.

En aquellos momentos, según señaló el Che, era necesaria la presencia de hombres sin ambición personal, y que fueran enteramente puros y dedicados a la tarea revolucionaria para realizar el milagro de la unidad. El Che enfatizó al respecto: “Y a esa clase de hombres pertenecía Camilo.” El Che y Camilo se entrelazaron en el desarrollo de la lucha revolucionaria tras el triunfo popular de enero de 1959.

Su relación constituye un ejemplo de hermandad basada en la comunidad de ideales y en principios revolucionarios.

Y al rendir homenaje al legendario luchador y dirigente de la Revolución, en el acto por el quinto aniversario de su desaparición física, el Che resaltó la significación que tenía Camilo en la historia de la Revolución Cubana al expresar: “Difícil de expresar, difícil de mostrar ante ustedes, porque definir en lo que vale un compañero, en lo que vale internamente para cada uno de los que tuvo alguna responsabilidad en la lucha revolucionaria, y en el período de construcción, es algo muy difícil. Pero quería, simplemente, anotar ante ustedes, aunque fuera esa significación interna, privada, que tiene para mí, para muchos de nosotros, Camilo.”

Más allá de lo expuesto en el discurso que pronunciara en La Habana el 28 de octubre de 1964, el Che también había hecho referencia a la significación y vigencia de la vida y la obra de Camilo Cienfuegos en la dedicatoria que le hizo en su libro Guerra de Guerrillas, publicado en La Habana en 1960.
Precisamente en dicho trabajo catalogó a Camilo como el compañero de cien batallas, el hombre de confianza de Fidel, el hombre de mil anécdotas y también como imagen del pueblo.

Y manifestó: “Pero no hay que ver a Camilo como un héroe aislado realizando hazañas maravillosas al solo impulso de su genio, sino como una parte misma del pueblo que lo formó, como forma sus héroes, sus mártires o sus conductores en la selección inmensa de la lucha, con la rigidez de las condiciones bajo las cuales se combatió.”

El Che calificó, además, a Camilo como alguien que practicaba la máxima de Danton sobre los movimientos revolucionarios: audacia y más audacia y detalló que él aplicó con su acción y le dio también el condimento de las otras condiciones necesarias al guerrillero: el análisis preciso y rápido de la situación y la meditación anticipada sobre los problemas a resolver en el futuro. Enfatizó que Camilo era un hombre de mil anécdotas, puesto que las creaba a su paso con naturalidad.

Al detallar algunas de las cualidades de su compañero de lucha, el Che, igualmente, expresó que Camilo unía a su desenvoltura y a su aprecio por el pueblo, su personalidad; eso que a veces se olvida y se desconoce, eso que imprimía su sello a todo lo que le pertenecía: el distintivo precioso que tan pocos hombres logran alcanzar, de dejar marcado lo suyo en cada acción.


Destacó que Camilo practicaba la lealtad como una religión, tanto la lealtad personal hacia Fidel como hacia el pueblo cubano en general y finalmente destacó: “En su renuevo continuo e inmortal, Camilo es la imagen del pueblo.” 

Fuente: Radio Jaruco, Cuba 

http://www.jarucoradioweb.icrt.cu/subsitios/che/paginas/especiales/esp-ernesto-che-guevara-camilo-cienfuegos.htm

jueves, 18 de julio de 2013

MMI: Miente, miente, insulta

El conductor, fumando, mira a la cámara como un estafador mira a los ojos de su víctima. Gestualiza posicionado como alguien que le está 'batiendo la posta' a algún perejil sentado en la barra de un bar de mala muerte. El estafador se debe vender, se 'vende' a sí mismo.

Acusa a los demás de usar una frase nazi, tergiversándola. Él dice que se refiere a repetir. No, la frase de Goebbels era 'Miente, miente, miente que algo quedará'. No 'repite, repite que algo quedará'. Es crucial aquí que el nazi hablaba de mentir, no de repetir. Si es una verdad la que se repite, la frase no remite a Goebbels, al nazismo. Tan cierto como que la verdad es lo opuesto de la mentira, claro. 

Ni siquiera son muy parecidos ambos verbos en alemán:

Mentira: Lüge; Miente: Liegend; Mentir: Lügen
Repetir: Wiederholt; Repite: Wiederholen

Para dar la apariencia de algo académico y ocultar algo más la tergiversación, el conductor se refiere a esta frase como "...es el uno de goebbels uno", como si hablara de las bolillas de una cátedra o de capítulos de libros de texto.

Luego vienen un par de cámaras "ocultas" en donde las declaraciones están pautadas, pactadas, rentadas y guionadas. Los "declarantes", "desprevenidos" (supuestamente), han llegado allí por lucro o por amenazas enmarcadas en lo delictivo, ya no en lo periodístico y repiten lo que la misma producción del programa les mandó como libreto.
 
También hay montajes de encuadre o punto de cámara: En ellos, el camarógrafo omite ciertas partes del paisaje: Un centro de salud, una vivienda digna, imágenes que podrían contradecir el discurso de la voz en off, que les niega dignidad, incluso la mera existencia. No es necesario armar una escenografía, basta el uso del punto de cámara para mostrar o no, para magnificar o establecer relaciones inexistentes.

Para reforzar la atmósfera de intimidad, de amistad barrial que pretende generar, el conductor, entre pitada y pitada al cigarrillo, se refiere al televidente como "boludo" (suena más bien a boló), expresión usada afectuosamente en la Argentina dentro del código comunicacional de la amistad.


Y, para terminar, el conductor otrora periodista, hoy inventor de un género que deberíamos llamar periodismo-vodevil, insulta a los enemigos de sus patrones y a los suyos propios. A aquellos que le descubrieron las trampas, al gobierno enfrentado con quienes le pagan su sueldo, etc. No falta el número cómico, incluso musical, en este vodevil.

No hace mucho, el mismo periodista, en un acto de sincericidio, le pedía a sus televidentes que no le creyeran ni a él, que todos mentían. Ahora, en cambio, les dice, les asegura que todo está híper-mega-súper-recontrachequeado. Antes no sabemos, pero hoy, al decir esto, queda claro que los está estafando.

Miente.
Miente.
Insulta.

Ésa es la cadencia del dispositivo: MMI.

Creeme, esto está hiperrecontrachequeado, boló.


PS: Ya escribí sobre este show en octubre de 2012: Sanata News
Esteban Cámara
Santa Fe, 18/07/2013

martes, 16 de julio de 2013

Una palidez más blanca

Este texto está inspirado en el cuento de Jon Bing: Una palidez más blanca, que yo leyera en el número 2 de la revista El Péndulo, de mediados de 1981. Ejemplar que seguro tengo en mi poder pero no he encontrado, así que la cita es de memoria. Una mala memoria, como la mía.

Ficciona Bing acerca de un nave humana que llega a un planeta que es un poco como la Antártida. Todo es hielo y rocas con colores que se reducen a blanco o gris o negro. 

Milagrosamente en ese yermo, hay vida inteligente: Son humanoides cuya cultura recuerda a los cavernícolas de la última glaciación. Los humanos intentan acercarse, pero los lugareños los ignoran olímpicamente. Los astronautas se preguntan cómo puede ser que no los vean, con sus trajes rojos y detalles llamativos. Hacen una y otra cosa, pero ninguna respuesta. Lo más aterrador ocurre cuando un astronauta toca a un nativo y éste prácticamente se muere del susto, enloquece. Los terráqueos se derrumban, temen haber muerto o enloquecido o convertido en alguna clase de espectros. 

Finalmente, uno de ellos descubre que la causa es que los nativos, al haber vivido toda su vida en ese planeta descolorido no poseen la capacidad de ver (ceguera) o de comprender (agnosia) el color.

Algo ven, alguna clase de sombras, tal vez. Pero al no poder distinguir nítidamente, prefieren ignorar la señal y hacer como que no ven.

Este cuento me interesa como ejemplo, poderosísimo, de lo que es el sesgo cognitivo. Hay gente que ha sido criada en un sistema de signos y símbolos determinado y cerrado. Es casi imposible que comprendan, que vean incluso, un concepto que proviene de un sistema ideológico o semiológico que no hayan contemplado.

Pasa muy especialmente con las personas criadas en el seno familias de la burguesía, aquellas menos cultivadas y con menos 'mastique' de libros. Los conceptos discriminativos, el ombliguismo de clase, la desconfianza hacia los extraños a su clase, son casi imposibles de romper.

Otro tanto ocurre con las familias cerradamente religiosas. Sus vástagos suelen pensar que no hay opción de entender el mundo fuera de lo sobrenatural. Cualquier suceso de explicación un poco difícil o no mecánica, listo, hacemos intervenir la magia. Y ya está.

Lo peor ocurre cuando este sesgo cognitivo se pone al servicio de la hegemonía burguesa. Ahí intervienen todos: Los medios de comunicación masivos, la escuela, la familia, los vecinos, la policía, las tradiciones orales. Todos confluyen a crear una imagen del mundo parecida pero no verdaderamente real. Una expecie de "Matrix" laxa, sin efectos especiales, ni coreografía, ni cámaras de alta velocidad.



Esteban Cámara

Incialmente publicado como "En una tierra de colores claros", por una confusión de mi memoria, esta nota ha sido cambiada. Cuandofinalmente pude acceder al número de la revista El Péndulo, vi horrorizado que "En una tierra de colores claros" no tenía nada que ver con lo que yo recordaba y que, en cambio, más adelante el cuento Una palidez más blanca, de Jon Bing, era el disparador de esta reflexión. Un gran fallo de mi memoria... y disculpas.