sábado, 19 de diciembre de 2015

Desenmascarando el relato kirchnerista

Hace un par de meses viajé bastante en el relato kirchnerista: San Martín, norte de la ciudad de Buenos Aires, etc. El relato ferroviario parece ser rápido, nuevo, limpio, cómodo y con aire acondicionado.

Mi hijo mayor tiene un relato blanco y con teclas con el que se conecta a internet, estudia, escribe, calcula. Y así como él he visto cientos de chicos tecleando en relatos que no podrían tener de otro modo.

Mis hijas fueron inmunizadas contra muchas más enfermedades que antes por el relato.

Según el Banco Mundial, CEPAL y otros, el relato paso a nueve millones de personas de pobres a clase media.

El relato puso en marcha en 2014 la central nuclear Atucha II (¡se había iniciado hace 34 años!). 

El relato también inició la construcción de la tercer y cuarta central nuclear.

El relato mandó dos satélites de comunicaciones (los construyó, además) al espacio. Ahora nuestra internet, tv, etc. son más soberanas y todo culpa del relato.

El relato posibilitó que 200.000 familias puedan llegar a la casa propia mediante créditos accesibles (Procrear).

El relato ayudó a que la gente compre cientos de miles de autos, gracias a créditos de bajo costo (Procreauto).

El relato bajó la deuda externa a un 25% de lo que representaba del PBI en 2002 (de 1.5 veces a 0.4 del PBI).

El relato logró varios records anuales de viajes de argentinos al exterior y de compra de autos 0 kilómetro.

El relato recuperó la aerolínea nacional (en quiebra y vaciada por una desastrosa privatización), el petróleo y los ferrocarriles, también al borde del colapso en manos privadas.

Creo que a esta altura es tedioso tanto "relato".

Les puedo asegurar que vamos a extrañar el "relato".





Esteban Cámara
Santa Fe, 19 de diciembre de 2015

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Edad jubilatoria

Muchos de los políticos capitalistas se han expresado en los últimos años a favor de postergar la edad mínima jubilatoria en 5 años. Por ejemplo: en mi país las mujeres se pueden jubilar a los 60 años y los hombres a los 65.

El argumento que utilizan es que la gente vive cada vez más, con lo cual el número de trabajadores que sostiene a cada jubilado se va achicando y, en consecuencia, no dan abasto los aportes de los que están en actividad para sostener el sistema jubilatorio.

Uno de ellos , el ex mandatario francés Sarkozy, aumento en un par de años la edad jubilatoria en su país. Otra prominente figura que aboga por esa medida es la directora del FMI, Christine Lagarde. Un dato significativo es que todos ellos abogan por ajustes, despidos y reducción de plantas laborales, con lo cual se demuestra en definitiva que lo que hacen es, simplemente, defender las ganancias de los empresarios sin importarles lo más mínimo la salud de los recursos del sistema previsional laboral.

Por otra parte, vista la reducción de los planteles laborales y la extensión de la permanencia de las personas como trabajadores activos (más allá de la injusticia que esto significa), la primera pregunta que me cabe es: ¿Quién va a tomar a los jóvenes que se tendrían que incorporar en el mundo laboral? ¿Los van a seguir manteniendo sus ancianos padres hasta los 40 años?

En los últimos días el principal asesor del contendiente presidencial argentino, el opositor Mauricio Macri, Carlos Melconían anunció que van a subir en 5 años la edad jubilatoria, en caso de ganar Macri, al par de que van a eliminar los dos aumentos al año de las jubilaciones que el actual gobierno había establecido.

En mi caso particular, con 54 años de edad y 32 de aportes en la provincia de Santa Fe, de ponerse en vigencia esta extensión de la edad jubilatoria, esta política del partido del PRO, me jubilaría con ... ¡48 años de aportes! Y esto se agrava si consideramos que los empleados provinciales santafesinos aportamos a la Caja de Jubilaciones el 14.5% de nuestros sueldos y no el 11% que aporta el resto de los trabajadores del país. En tal caso, habría aportado al final de mi carrera, considerando el aporte jubilatorio de este mes de octubre sin incluir el seguro de vida laboral y el aporte de obra social, la friolera de ¡$3.396.000,00! Otro disparate más de la derecha argentina.

Realmente, el pueblo argentino no debería permitir que estos políticos lleguen al poder. ¿O seremos suicidas?






Esteban Cámara
Santa Fe, 04 de noviembre de 2015

jueves, 29 de octubre de 2015

Con mis disculpas

Estimada Misia Nifunifá:



He leído atentamente sus desinteresadas recomendaciones y sugerencias para que no perdamos el ballotaje y desde ya se las agradezco a pesar de que, evidentemente, usted frunce la nariz de sólo pensar en nosotros. Claro, al mismo tiempo se ve que es usted una persona bienpensante y progresista y no puede dejar de valorar las políticas de avanzada que nuestro espacio político, junto a un puñado de grupos (que me sobran unos cuantos dedos de una mano si los cuento), nos hemos esforzado por llevar adelante a despecho de los sabotajes, del fuego mediático universal y operaciones sucias de las corporaciones, de la oposición y las zancadillas del establishment, de las amenazas (algunas veces concretadas) de los sectores reaccionarios, de la reluctancia oligárquica de la corporación judicial y de los palos en la rueda que las personas más o menos como usted nos han venido poniendo en estos años.

Que somos soberbios, puede ser. Que no escuchemos, le aseguro que es una calumnia totalmente injusta e inmerecida de parte suya. Que vayamos a cambiar para los que no supieron ver las más de cien políticas de avanzada que este gobierno ha llevado adelante en total soledad y bajo el fuego cruzado de izquierdas y derechas, no lo veo posible ni aceptable. Nunca hicimos nada que los excluyera o los ofendiera o les impusiera un cambio de identidad y los invitamos a sumarse una y otra vez, contentos con la sola esperanza de que lo fueran a hacer.

Quisiera que la gente como usted entienda lo que es tener que discutir una y mil veces para desarmar las mentiras y tergiversaciones con las que tenemos que lidiar permanentemente a cada paso. En ellas jamàs recibimos el apoyo de la gente neutral como usted, aun si valoran esas políticas que jamás defendieron, ni rompieron una lanza por ellas. Y nos pasa cotidianamente: en el trabajo, en el taxi, en la verdulería, en la cola del banco y hasta en nuestros propios hogares. Me imagino, a su vez, que usted nunca estuvo en la plaza bajo una tormenta feroz como nosotros para bancar (me la imagino diciendo, jocosa, frente al televisor "¡Arreados...!") esas misma políticas que usted dice valorar desde arriba del alambrado, así que difícilmente pueda entendernos. Sospecho que usted nunca dejó a sus hijos, a su pareja, a sus negocios para viajar miles de kilómetros a ponerle el cuerpo a esas mismas políticas que tal vez a usted la hayan beneficiado. La facilidad de la crítica es inversamente proporcional a lo que uno haya invertido y arriesgado en cada acción. 

Así, nuevamente, le agradezco, pero veo difícil que la mayoría de nosotros pueda cambiar mucho en el sentido en que usted lo pretende. En definitiva somos seres humanos, imperfectos, polutos, salpicados por el barro de las calles que debemos transitar en defensa de nuestras ideas y tenemos el mismo olor a sudor que tiene el laburante, no el perfume de los laboratorios. Eso sí, jamás me atrevería a hacer lo que hace usted y decirle que la próxima vez que haya un gobierno soberbio y sordo, pero que hace lo que el pueblo necesita trate de, al menos una vez, salir a defender lo valorable. No me deja mucho tiempo la lucha como para ponerme a dar consejos. 

Ganaremos y perderemos fieles a nuestra esencia y si nos tenemos que ir, como en 1955, nos iremos sabiendo que no nos hemos guardado nada de lucha y sudor. Ya sabrá el pueblo defender las conquistas, o se quedará sin ellas.

Atentamente.



Esteban Cámara
Santa Fe, 29 de octubre de 2015

lunes, 26 de octubre de 2015

¿Aprenderán?

¿Aprenderán alguna vez? ...

-Que en realidad las "restricciones a las importaciones" significan la protección de los trabajadores y de las industrias argentinas

-Que en definitiva el "cepo cambiario" es la protección de la moneda y, por eso mismo, está hecho para defender el ingreso de todos los trabajadores

-Que en verdad el "revanchismo de los derechos humanos" es para evitar que en el futuro a tus hijos o nietos los secuestren, torturen y asesinen por pensar distinto

-Que la inflación no es por la ineptitud de un gobierno sino que significa que la gente tiene plata y que las empresas quieren apropiársela aumentando los precios

-Que la inseguridad se debe en gran parte a que a las fuerzas de seguridad se les permitió durante décadas torturar y violar la ley, encubriendo/favoreciendo su ineptitud y corrupción

-Que la inseguridad se debe también en parte a que la justicia es un poder decimonónico anquilosado y en manos turbias, también inepto y corrupto

-Que si hoy pagás impuesto a las ganancias y antes no es porque antes no te alcanzaba para las necesidades básicas y ahora tenés para auto, vacaciones y otros gastos que no son de subsistencia

-Que los presos no cobran sueldo, sino que los trabajadores de empresas privadas que están privados parcialmente de su libertad (régimen de salidas laborales) cobran como cualquier otro trabajador porque la esclavitud se terminó hace más de un siglo en este país

-Que los travestis no cobran 8.000 pesos

-Que cuando te dicen que van a poner el país de nuevo en el mundo en realidad quiere decir que nos van a volver a endeudar para encubrir su mala administración y corrupción y que la deuda va a condicionar el futuro de nuestros hijos, nietos y biznietos

-Que si nueve millones de argentinos salieron de la pobreza en estos doce años es porque se siguieron políticas económicas soberanistas muy activas e independientes que sería posible desmontar para que esos millones (y muchos más) vuelvan a la pobreza




En fin, podría seguir un buen rato, pero en el fondo creo que a nadie que haya votado en contra de sus intereses le va a interesar leerlo o entenderlo.



PD: No puedo decir que el resultado me sorprenda.



Esteban Cámara
Santa Fe, 26 de octubre de 2015


viernes, 16 de octubre de 2015

Diferencias de género innatas en el patrón de juego

Traducido por mí del artículo Chimps like boys toys too (Los chimpancés prefieren los juguetes de niño), de The Australian

Si le interesa saber por qué los niños pequeños juegan con armas de juguete, usted podría debería pensar por qué los chimpancés machos jóvenes juegan con hojas y piedras.
Un estudio de chimpancés de la selva en Uganda ha descubierto que los machos y las hembras inmaduros tienen comportamientos muy diferentes de juego, con los machos que pasan mucho más tiempo de manipulación de objetos, ya sea como herramientas o simplemente por diversión.
Esto es particularmente sorprendente, ya que, entre los adultos, son las hembras las que más utilizan herramientas. Los investigadores, en un artículo de la revista en línea PLoS ONE, dijeron que los resultados podrían apuntar a una verdad más profunda sobre el comportamiento de los primates - incluidos los seres humanos - y la forma en que los diferentes sexos se preparan para la vida adulta.
"Tuvimos esta expectativa de que las hembras manipularían más objetos, para prepararlas para el uso de herramientas en la edad adulta", dijo Kathelijne Koops, quien hizo la investigación en las universidades de Cambridge y Zurich.
Ella pasó tres meses en Uganda observando los chimpancés en estado salvaje y registrando cuánto tiempo pasaban jugando con objetos encontrados en el bosque, como ramas y hojas.
'Oye, ¿qué está pasando' "Nos dijimos, al principio. Entonces cuando miramos con detalle lo que estaban haciendo, resulta que la mayoría de la utilización masculina de los objetos consistía en juegos - rudos y violentos - persiguiéndose unos a otros con palos o un montón de hojas. En las mujeres el juego era más bien dirigido a una meta ", dijo. "Ellos estaban explorando, rompiendo y llevando cosas. Así que en los machos aparentemente no se buscaba la preparación para el uso de herramientas, sino en la práctica de las habilidades motoras, para desplegarlas o tal vez vinculados a la caza ".
Estudios en el pasado han demostrado que los niños de tres años tienen más probabilidades de disfrutar jugando con los juguetes que implican la resolución de problemas utilizando herramientas. Sin embargo, existe una considerable controversia en cuanto a si las diferencias de género en el juego son culturales, esperándose que los niños jueguen con juguetes tradicionalmente masculinos, como trenes y armas de fuego y las niñas sean empujadas más hacia los juguetes como muñecos, o si reflejan algo innato.
Investigaciones recientes sobre el comportamiento de nuestros parientes más cercanos pueden ayudar a hacer frente a esta incógnita. En un experimento notable, se les dio a monos rhesus camiones volquete y muñecas de juguete. Mientras que las mujeres jugaban con ambos juguetes por igual, los varones tuvieron una fuerte preferencia por los camiones, objetos sin resonancia cultural evidente para los monos rhesus.
"Cuando yo estaba leyendo sobre la literatura humana, se me ocurrió a menudo hay un sesgo masculino reportado para la manipulación de objetos en los niños", dijo el Dr. Koops. "Hay una pregunta sobre los estudios en humanos - ¿es realmente un estereotipo de ‘juguetes para niños" lo que estamos viendo, o se trata de chicos que hacen cosas de ‘despliegue masculino’? "
En otras palabras, cuando los niños corren alrededor con espadas de juguete u otros objetos similares, ¿es sólo jugar o se preparan para más serias peleas por el dominio?

La Dra. Koops sugiere que las similitudes entre los seres humanos y los chimpancés apuntaban a una fuente evolutiva común, y que al menos algunos de los comportamientos son innatos, en lugar de culturalmente impuestos. "Vemos este patrón en los chimpancés y en los seres humanos - cuyo uso de armas podría evolucionar a partir de esto", dijo. "Sugiere al menos que esto es algo que se comparte, que heredamos de nuestro antepasado común."

viernes, 18 de septiembre de 2015

Michel y el terremoto

A raiz de los múltiples comentarios que he leído citando versículos de la biblia a raíz del terremoto de este septiembre en las cercanías de Chile, versículos que pronostican apocalipsis basándose en cada terremoto como si fuera novedoso (siendo que en Chile pueden ocurrir al año 4 o más terremotos superiores al grado 6 en la escala de momento sismológico, y en el planeta en su totalidad, más), se me ocurrió parafrasear a Michel Foucault y sus palabras sobre la delincuencia como permanente novedad:

... los sismos tienen una cierta utilidad económico – política en las sociedades que conocemos. La utilidad mencionada podemos revelarla fácilmente: Cuantos más terremotos haya, más miedo tendrá la población, y cuanto más miedo en la población, más aceptable y deseable se vuelve el sistema de control cultural que provee la religión. La existencia de ese peligro permanente es una de las condiciones de aceptabilidad de las religiones, lo que explica por qué en los periódicos, en la radio, en la televisión, en todos los países del mundo sin ninguna excepción, se concede tanto espacio a los terremotos como si se tratase de una novedad cada nuevo día. Desde hace mucho tiempo en todos los países del mundo se desarrollaron campañas sobre el tema del crecimiento de la posibilidades de catástrofes, hecho que nunca ha sido probado, pero esta supuesta presencia, esta amenaza, ese crecimiento de la posibilidad de terremotos es un factor de aceptación de la religión."






Cita original:

"... la delincuencia tiene una cierta utilidad económico – política en las sociedades que conocemos. La utilidad mencionada podemos revelarla fácilmente: cuantos más delincuentes existan, más crímenes existirán; cuantos más crímenes haya, más miedo tendrá la población y cuanto más miedo en la población, más aceptable y deseable se vuelve el sistema de control policial. La existencia de ese pequeño peligro interno permanente es una de las condiciones de aceptabilidad de ese sistema de control, lo que explica por qué en los periódicos, en la radio, en la televisión, en todos los países del mundo sin ninguna excepción, se concede tanto espacio a la criminalidad como si se tratase de una novedad cada nuevo día. Desde 1830 en todos los países del mundo se desarrollaron campañas sobre el tema del crecimiento de la delincuencia, hecho que nunca ha sido probado, pero esta supuesta presencia, esta amenaza, ese crecimiento de la delincuencia es un factor de aceptación de los controles." Michel Foucault (conferencia pronunciada en 1976 en Brasil. Publicada en la revista Barbarie, N-° 4 y 5, 1981-2, San Salvador de Bahía, Brasil.)




Esteban Cámara

Perspectivas políticas para Argentina 2015-2019

El programa de la oposición argentina (me refiero a aquellos opositores que podrían llegar a ser gobierno en las elecciones de 2015, de acuerdo a los resultados de las elecciones primarias y a las encuestas) es muy claro, tal como han expresado sus referentes económicos y políticos:

* Eliminación de las paritarias, con la consiguiente baja de salarios.

* Eliminación de las retenciones a las exportaciones (derechos de exportación): esto producirá la expansión aún mayor de las áreas destinadas al cultivo de soja y suplantación de la producción de carne, leche y otros cereales, con el resultado de aumentos de precios de productos básicos, desabastecimiento y consecuente necesidad de importación.

* Devaluación, para aumentar la competitividad de las commodities como la soja, lo que conlleva una tendencia a producir aumentos generales de precios.

* Eliminación de las barreras arancelarias y paraarancelarias para promover la importación y moderar el alza de precios. Esto provoca disminución de la producción local, desguace del aparato productivo, trayendo como consecuencia un brutal aumento de la desocupación.

"Enfriamiento de la economía": baja de sueldos y del "gasto social" (subsidios a la educación, a la economía de las familias de menores ingresos y al consumo). 

Las tres medidas anteriores funcionan coordinadamente: una es inflacionaria y las otras son deflacionarias. El resultado neto es desocupación y mayor concentración de la riqueza y exclusión social.

* Privatización o Re-Privatización de Ferrocarriles, Aerolineas Argentinas, YPF (petróleo y gas), ARSAT (telecomunicaciones), AFJP (Fondos jubilatorios), etc.---> Aumento de costos de transportes, naftas, comunicaciones, aumentos generales de precios, desaparición de estímulos al consumo. Estas medidas retraen el rol del estado (buscando al vuelta al "estado ausente") y le quitan medios a la sociedad para evitar los abusos de las corporaciones y del poder económico respecto del ciudadano.

* Para solventar todo esto y que no haya conflictos sociales graves, al menos en un principio (ya se vio en los años '90 que el endeudamiento externo permite la instalación de las políticas liberales pero lleva a una nueva -y dramática- crisis), necesitarán acceso al crédito internacional y al FMI ---> Nuevo aumento de la deuda externa. En este mismo sentido se vienen expresando con la frase: "Estamos aislados del mundo", refiriéndose a que no se solicitan créditos via FMI o bancos de alta finanza internacional (ver nota 1). 

* Refuerzo del aparato represivo-Morigeración de penas o incluso indultos a represores y genocidas--> todo esto, originado en la necesidad de mantener el orden social, amenazado por disturbios al retraer el nivel de vida de las mayorías y conculcar derechos sociales y económicos. A su vez, existe coherencia ideológica entre estas politicas y los genocidas condenados, lo que facilita la liberalización e incluso desactivación de políticas de derechos humanos.

Como freno a esto, lo único que queda es militar para apuntalar el desempeño del Frente Para la Victoria en las elecciones de octubre, más allá de que el candidato a presidente no nos resulte el más adecuado.





(nota 1) No obstante, gracias a la estrategia económica del modelo actualmente en el gobierno, la deuda externa argentina ha bajado de 150% sobre el PBI a menos de un 40% (y el componente de deuda de base dólar ha bajado a un 40%) y, más importante aún, el PBI creció un 90% en esta última década. Es decir, el crédito soberano convencional (FMI-grandes bancos) no es necesario para el crecimiento y hasta podría considerarse un obstáculo para el mismo. Paralelamente al crecimiento macro, el país experimentó un casi inédito boom de inclusión y redistribución del ingreso con un descenso de la pobreza del 60% (2002) a un 7% (2011) y del desempleo desde el 27 % (2002) a un 6% (2014). Aún considerando el quebranto de las economías centrales desde 2008 el país, en sus peores años ha evitado la recesión (aún rozándola en 2010 y 2014) gracias a políticas que están en las antípodas de las políticas neoliberales que propone la oposición. Y todo esto sin caer nunca en déficit de las cuentas del estado.







Esteban Cámara
Santa Fe

jueves, 20 de agosto de 2015

Elvis, el tímido, y el feroz Hendrix


Yo estaba reponiéndome de una fractura de tobillo cuando mi pareja de ese entonces me lo trajo: cachorrito de pocos meses, blanco, muy tímido y temeroso de todo. Lo regalaban unos pibitos en la avenida Aristóbulo del Valle, a pocas cuadras de casa y ella pensó que en mi aburrimiento me iba a venir bien un poco de compañía.

Más o menos por esos días, creo que esa misma semana, el vigilador del barrio me llamó para decirme que alguien me había dejado a la puerta de casa en una caja algo que se movía. Era un cachorrito negro, fuerte, que desde un primer momento me miró como si yo fuera su dios.

Al perrito blanco, flaquito y tímido le puse Elvis de nombre y al negro, que era bravo y robusto, Hendrix, en homenaje a dos de los personajes más famosos del rock.

Elvis Presley no me era muy simpático, lo veía grasa y torpe. Encima había sido delator de izquierdistas, un sorete en definitiva. Así que yo decía que el nombre del cuzquito no se debía a él, sino a Elvis Costello, otro rockero.

Jimmy Hendrix, en cambio, me parece un músico maravilloso, si bien recién lo pude apreciar varios años después de su muerte.

Volviendo a mis mascotas: Hendrix enseguida se hizo dueño de la situación y dominaba sin la menor duda a Elvis. Crecieron distinto, el negro robusto, atropellador, agresivo y confiado y él, flaquito y pálido, en cambio, parecía pedir perdón contínuamente por existir.

Confieso que nunca lo quise del todo a Elvis, el tímido, me fastidiaba un poco su temor y timidez. Él se orinaba cuando me veía (o cuando cualquiera se le acercaba) y al hacer uno un gesto como para acariciarlo, él parecía más esperar un castigo que un mimo. Pobre, seguramente no tenía la culpa y debió haber sido castigado inmotivadamente en su lugar de origen.

Luego tuvimos unos gatitos y Hendrix, agresivo con casi todos menos conmigo, mató a uno de ellos. Le pegué con un palo dejándolo rengo, a veces no mido mi ira. Le grité "asesino", completamente fuera de mí. Él me miraba con temor, él el bravo Hendrix a quien todos temían. Amagaba a acercarse a mostrarme su sumisión absoluta, pero yo lo rechazaba en mi ira extrema. Finalmente un pariente lejano quiso quedarse con él, sabiendo que yo lo iba a desterrar por asesino. Allí fue Hendrix, no muy lejos de casa. 

Aún desterrado, él seguía venerándome y cuando pasaba por su casa se acercaba contento a saludar. Aún temido por todos en el barrio el fuerte Hendrix venía hacia mí como un cachorrito. Yo nunca lo perdoné del todo, aunque creo que él jamás comprendió cual era la razón por la cual su falso dios lo rechazaba.

En cierta ocasión sus nuevos dueños, años más tarde, se ausentaron unos cuantos días y lo dejaron afuera de la casa. Entonces él volvió a la mía y se quedaba afuera de la puerta para saludarme cuando salía. Y si salía caminando me seguía, trataba de acompañarme y como yo no lo dejaba, se quedaba unos metros atrás. Una vez nos acompaño a mi hijo y a mí en una caminanta de diez kilómetros jalonada por innumerables escaramuzas con otros perros con los que se cruzaba. Parecía ofrecernos su protección, a pesar de que incontables veces le pedíamos que se volviera. No queríamos que lo atropelle un auto o que termine mordido por algún otro de los innumerables perros abandonados que pululan por la ciudad. Cuando sus dueños estaban en su casa, Hendrix, cada tanto pasaba a saludar, tal vez con la esperanza de ser nuevamente admitido. O tal vez le bastara alguna tímida caricia; no más que eso pudo obtener de mí. 

Al final, fruto de sus impulsos agresivos, Hendrix mató al pequeño cachorrito de la hija de su familía de acogida y fue finalmente re-desterrado. Esta vez ya no quise saber adonde. 

Pero no es él el principal protagonista, sino el tímido Elvis.

Elvis vivía en mi patio y cuando tenía unos dos años el destino llevó a mi vida a dos pequeños patitos. Él no les tenía mucha simpatía, incluso mató a uno de ellos. Al parecer, no sé. Yo no quise ser muy duro con él, le dí el beneficio de la duda y quedó sin castigo. La otra ave creció y Elvis siempre era advertido de que no debía tocarla, así que optó por ignorarla.

El otoño siguiente a la aparición de los patitos, al volver de una salida como las que yo le permitía hacer periódicamente, Elvis vino acompañado de otros tres o cuatro perritos que se alejaron cuando el entró. A partir de allí, pedía salir a altas horas de la noche, precisamente cuando sus amigos cuadrúpedos parecían venir a buscarlo, y no volvía sino hasta cerca del amanecer. Yo, que tengo el sueño liviano, lo escuchaba en la puerta, jadeando, gimiendo apenas y rascando la verja, y lo dejaba entrar. Y así casi cada noche, era como un adolescente saliendo de jarana con sus amigos, cosa que hizo durante varios meses.

Cierto día, directamente no volvió. Nos preguntábamos que habría sido de él. Yo insistía en que estaría bien, no sé si por simple negación de un hecho triste, o por optimismo, o por su historial de salidas con sus congéneneres, pero la cuestión es que le decía a todo el mundo que Elvis seguramente estaría bien.

Y tenía razón. Varios años después veo pasar a un vagabundo por mi casa y casi inmediatamente un grupo de perros. Luego veo un perrito flaco y blanco mirándome desde la puerta de la verja. Era Elvis, un poco sucio y flaco pero no tanto como si estuviera abandonado. Evidenciaba algún cuidado, aunque no el mismo que le hubiera dado una familia burguesa, sino un poco menos.

Lo hice pasar lo saludé, se orinó, lo acaricié e intentó esquivar lo que creyó un golpe. No había cambiado nada. Le traje de comer alimento balanceado en un pequeño plato y le puse un recipiente con agua. Era mediodía, se quedó mirándome con esos ojos tímidos como siempre hacía, parecía preguntarse nuevamente qué había hecho mal y si iba a ser castigado por esa falta imaginaria.

Debo confesar que nunca lo quise mucho, y no lo atendí ni consideré como a otras mascotas, su temor y su carácter tan endeble supongo que me lo impidieron. Yo creo que hizo bien en irse aquella vez y, al volver, me dí cuenta de que mi actitud hacia él tampoco iba a cambiar. Yo creo que él también lo notó.

Luego de un par de horas de estar en mi patio delantero, se dirigió hacia la puerta de la verja y me miró. Jamás hubiera podido ignorar yo que quería que lo deje salir. Le abrí la puerta. 

Salió a la vereda, despacio, tal vez dudando, y me miró apenas afuera. Juro que interpreté lo que me decían sus ojos, su actitud: "Quería que supieras que vivo, que estoy bien y nada malo me ha pasado desde que me fui." 

Le dije -"Gracias por pasar, Elvis". El gesto lo merecía. 

Ya no volvió más.





Esteban Cámara
Santa Fe, 20 de agosto de 2015










Esteban Cámara

martes, 4 de agosto de 2015

La pobreza que crea el neoliberalismo

En los años '90 en Argentina, apareció, juntamente con el neoliberalismo, un nuevo tipo de pobres: se los llamó 'Nuevos Pobres'. 

Así, la clásica estructura social que nació con la revolución francesa y el capitalismo, dejó de tener tres categorías (Ricos-Clase Media-Pobres, entre otras denominaciones) para pasar a tener 4.

Los Nuevos Pobres eran empleados públicos, maestros, jubilados y otros asalariados a los que les sobraba mucho mes al final del sueldo. Generalmente bien instruidos, de buen nivel cultural y alojados en viviendas adecuadas, tenían problemas para afrontar las facturas de supervivencia básica. Tambien se los denominó 'Pobres por ingreso'.

A la pobreza clásica se pasó a llamar 'Pobreza Estructural': los integrantes de esta categoría habitan viviendas y zonas de escasos servicios y seguridad, tienen generalmente muy poca formación educativa y laboral y difícil acceso a la salud y la educación. Vienen de familias de condición similar y sus hijos difícilmente escapen a ese mismo futuro.

Así, el neoliberalismo no sólo incrementó el número de pobres, sino que creó una nueva categoría de los mismos. Entre pobreza estructural y nueva pobreza, el siglo XXI encontró a la Argentina con un 60% de pobres.

¿Ahora, en qué consistió el neoliberalismo en Argentina? Se trató de una liberalización radical de las relaciones económicas, llegando a la casi desaparición del estado y de sus regulaciones, se privatizaron todas las empresas y servicios públicos (Aerolíneas, petrolera estatal, ferrocarriles, aguas, electricidad, etc.) y se destruyó el aparato productivo vía la desaparición de las trabas aduaneras y la equiparación de la moneda nacional por el dólar. La red ferroviaria, privatizada, fue llevada a la casi desaparición (al menos en el interior del país) por sus dueños privados, no obstante haberse duplicado el costo para el estado (ahora por la vía de los subsidios a los privados). Paralelamente el gobierno, para brindarle a la población la idea de que las cosas andaban bien, triplicó la deuda externa. La misma llegó a representar una vez y media el producto bruto interno del país.

Bastó que se revirtiera la política neoliberal para que la nueva clase social de pobreza desapareciera, al par que la pobreza disminuyó a un dígito (6-8 %).

Ahora, encuentro este interesante artículo que habla de una clase social nueva, otra pobreza, a la que se llama Pobreza Perversa, indistinguible de lo que en Argentina se llamó Nuevos Pobres. Pero esta vez, esa pobreza se da en Estados Unidos, perversamente, uno de los países más ricos del mundo. Hasta allí se demuestra que la desaparicion del estado en su rol de dique contra el drenaje de dinero desde pobres hacia ricos, conlleva al desastre social. Hasta el 50% de la población del rico estado de Miami está llegando a la pobreza, condenado a trabajar por la mera subsistencia.


Hasta la vista.



Esteban Cámara

jueves, 30 de julio de 2015

Playa Girón, su ruta

11/04/2015, La Habana

Me levanto a las 07.00 y desayuno. Luego termino de armar la mochila que había traído dentro de la valija, para andar viajando más cómodo. A la valija  la iba a dejar en el hospedaje (casa de Felicia) para, en los últimos días en La Habana, llenarla de souvenirs y regalos. A las 7.55 viene el taxi que me había concertado Felicia para que me lleve a Astro (terminal ómnibus nacionales), una vez allí me bajo con la mochila y el bolso de mano y pregunto en Información (el chofer me acompaña porque quiere saber cómo llegar a Playa Girón en bus) pero me mandan para afuera, un poco bruscamente. Hay una larga cola en una glorieta exterior y pido permiso para preguntar, me miran con cara de culo las gordas que atienden y me dicen que recién dentro de tres días podría viajar. Le digo entonces al chofer que me lleve a Viazul, son unos 10 minutos más y allí le pago (7 CUC, creo).

Cuando subo (la ventanilla de Viazul están en el primer piso) me dicen que el bus para Girón ya salío a las 07.00 y era el único del día. Pregunto por Jaguey porque sé que de ahí van colectivos a Girón y a Varadero y me dicen que el próximo es a las 10.45. Jagüey Grande es un nodo vial y por allí pasan los micros que van para Santa Clara y todo Oriente, así como para Girón (al sur) y Varadero (al norte). Suponía que de allí a Girón había unos 40 km y podría tomar un taxi (resultan ser como 70 km porque miré mal el mapa). Le pregunto a los empleados de Viazul y me dicen, con los gruñidos y mala onda propias de su especie, algo que interpreto como "sí".

En la cola hay adelante mío una rubia tipo inglesa o yanqui charlando con un pibe que habla con yeísmos: le pregunto si es argentino o uruguayo. Es lo último, incluso tenía un termo y mate, me convida. La rubia, linda de cara y ojos, no me da mucho corte. En eso estamos cuando viene un tipo hablando medio en inglés extraño y nos pregunta si íbamos para Cienfuegos, la rubia dice que sí y yo le digo que para Girón, cosa que le interesa porque se puede ir primero a Girón y luego a Cienfuegos, sin alargar. Nos propone que alquilemos un taxi entre los tres, pagando algo así como 20-25 podemos viajar. Salimos y en el remolino se nos cuela otro yuma.

Una vez afuera cruzamos la avenida del Zoo y ponemos los bolsos detrás de un almendrón celeste que el buquenque nos dice que nos va a llevar, previa espera de unos 20'. Charlamos, una especie de Babel: el "organizador" del viaje era Belga y había viajado como 40 veces a Cuba, la rubia era canadiense y resultó muy simpática, Patty. Inicialmente me pareció de unos veintipico pero luego le vi algunas arrugas y le calculé más de cuarenta. El pibe se llamaba Derold y era yanqui. Pasa el tiempo y el belga cruza y va a apurar al taxista (se había quedado del lado de Viazul de la avenida del zoológico) que le dice que tiene que esperar a la esposa antes de salir, sin mencionar por qué. Pasa el tiempo y nada. El belga vuelve a cruzar a ver qué onda con el taxista y vuelve ofuscadísimo: el taxista le dijo que la mujer no va a ir y que así no viaja. Putea y dice que se vuelve a la Viazul. Lo ayudo a cruzar uno de sus 48 bolsos (resulta que vendía cigarros para ayudara a financiarse el viaje), vuelvo y me quedo charlando con los otros, quienes no habíamos perdido la fe. 

Terminamos cruzando la avenida de nuevo para esperar más cómodos, hay bar y baños de ese lado. El buquenque nos promete otro taxi, que según el "ya viene, ya viene". Pasa el tiempo y nada, luego nos dice que viene otro. Finalmente desaparece y viene otro buquenque, un negro gordo, que promete un cuarto taxi. Patty (que me entero que es apenas un mes menor que yo) quiere volver y tomar el bus, son las 10, yo le pido que esperemos hasta las 10.15, igual tendremos suficiente margen (el bus está programado para las 10.45). Finalmente no pasa nada y volvemos a subir. Arriba es el infierno habitual mezcla de rigidez e improvisación cubanos. Nos hacen esperar hasta último momento para el pasaje, le venden primero a los últimos y últimos a los que estábamos antes, todo a rigurosa cara de culo y con el destrato que a esta altura calculo que debe ser reglamentario en la empresa. Me dice, empática, Patty: "What a crazy place!" (¡qué lugar loco!).

Me dan el último asiento libre (12 CUC) del bus y me toca al lado de un viejo histérico que se ve que no soporta al resto de la humanidad, se molesta porque según el lo invado, frena con todo su cuerpo cuando la chica de adelante reclina su asiento ... totalmente enfermo. Por suerte va Patty atrás y charlamos, nos mostramos fotos. 

Me dejan en Jagüey sobre la ruta, al principio temo que no sea lo que yo recordaba, pero era. Entro hacia el bar del parador que en el 2013 había visto que tenía un buró de turismo y me atiende el mismo caramelito de ese entonces, morocha y de ojos claros que dos años atrás me había tratado de interesar, muy seductoramente por cierto, en una excursión a Girón. Flaquita y de minifalda, revolotea chispeante, risueña, casi flirtea en su estrategia comercial. La niña bonita me dice que hay otras personas que también esperan taxi para Girón y veo a una rubia muy sonriente. Me informan que es Checa y acordamos compartir transporte, parece aliviada, simpática. Voy al baño mientras llega el taxi y al volver me pongo a charlar con la checa. Me entero que se llama Andrea, se ha comprado una cerveza en lata, grande (Baviera, es la marca, luego vería que era made in Nueva Zelandia). Le digo que "buena idea" y hago lo propio. Charlamos, inglés mediante, y me dice que tiene una empresa de "queterin" (habla con el típico acento eslavo que las series yanquis les adjudican), cattering, la corrijo y se ríe. Me pregunta el nombre y la nacionalidad y le digo que ella es mi primera checa y responde que yo soy su primer argentino.

Viene el taxi y el chofer, Pepe, es el típico libidinoso y extrovertido chofer/busca cubano. Me siento adelante y charlamos, A Andrea que quedó atrás, le hago participar cada tanto de la charla, aunque Pepe no habla inglés. Yo traduzco. Andrea se ve que un poco se sorprende de mi soltura en castellano y me pregunta si mi idioma natal es ése. Claro, le digo. 

Habíamos convenido pagar yo 20 y ella 10 porque según la chica 'buroturística' ella bajaba antes (se ve que se armó una confusión entre el inglés de la cubana y el de la checa con la alternativa de Playa Larga, a mitad de camino). 

Andrea es alta y tiene buen físico, aparenta alrededor de 30, pero cuando le pregunto la edad no me quiere decir. Finalmente me dice que tiene 44, es del '70. Le digo, halagüeño, que no me joda, que me está mintiendo, que aparenta como mínimo 10 años menos. Sonríe, pícara, y agradece. 

Ella no está segura de adonde parar, tiene una tarjeta de Ivette y Ronel (seguramente el alojamiento familiar más famoso de Playa Girón), que es buzo y organizador de actividades de buceo. Andrea iba a eso. Cuando yo le digo lo que pago por el All Inclusive (Horizontes Playa Girón: 27 CUC) se interesa, entonces le digo que vaya conmigo y vea el lugar.

Pasamos por casa de Ivette y le cobran 25 CUC, con desayuno sólo, pero sólo tienen lugar para esa noche. La derivan a otra casa más allá, porque Andrea se iba a quedar casi una semana, la casa de Ana (mismo precio). Bajamos, charlamos con los hospederos, Pepe, que es bastante cargoso, me dice que allí se come muy bien, que lo pruebe y me recomienda un caldo de verduras que justo están sirviendo. Pasa una moza con un pote de barro con el mencionado: parece tentador. 

Andrea deja su gran mochila y viene en el taxi con nosotros los 500 metros que la separan del hotel. Éste es monumental, el estacionamiento es inmenso y me registro en el lobby. 


Ingreso al Lobby

Acceso vial al hotel, a los costados, el enorme estacionamiento
Avenida interna del hotel P Girón, toma hacia el oeste.

Andrea queda detrás mío. Me pregunta la de la carpeta si ella viene conmigo y le digo que no, que la conocí en el taxi. A ella le piden la tarifa de carpeta: 40 y es mucho para Andrea. La iba a invitar para que vea la habitación pero, medio de mal humor, me despide secamente. Me pareció muy intempestivo el gesto, no me gustó, pero ya se que los europeos no tienen la misma idea de cortesía que nosotros.

Me acompaña un empleado hasta la cabaña. El Hotel Horizontes Playa Girón tiene como 10 cuadras de largo, con el lobby en el centro, pileta, playa exclusiva, el clásico bar de lobby de los all inclusive, otro bar cerca de la pileta y la típica parrillada. En el lobby me habían dicho que como llegué a las 14.00 el restaurant había cerrado pero que a las 15.00 abría la parrillada (de 10 a 13 y de 15 a 18 hs). En esa inmensidad el hotel tiene una parte de habitaciones comunes y cientos de bungalows de 2 o 3 habitaciones. Me toca la 135C, casi al final del lado norte de la rama oeste (la del este resultó estar casi completamente en desuso y aparenta estar en reparaciones), bastante bien aunque con algunos problemitas de mantenimiento, por ejemplo en el aire acondicionado. Me baño y me acuesto: 'pax'.
Bungalows del hotel ... y, para minuciosos observadores, lagartija de cola enrulada (hacer click en la foto para agrandarla, si no no la van a ver).
135c, mi morada del 11 al 15 de abril 2015

El hotel está pletórico también de pequeñas aves negras (Quiscalus niger: chichinguaco o hachuela) y por las siestas hacen pastar a las cabras, manteniendo corto el pasto.


Quiscalus niger

Como a las 17.00 me levanto y me voy a la playa, le adjudico 7 puntos, tiene algunas piedras y la única parte que vale la pena es la central. Tiene un extraño rompeolas en semicírculo, con un puente arriba. Supongo que el mar es muy fuerte allí y se ha de llevar toda la arena. Igualmente, de ser posible me gustan las playas tipo mar abierto, con oleaje y no las tipo pileta. Ésta no llega a ser una pileta pero el tremendo rompeolas atenúa demasiado el ímpetu del caribe para mi gusto. Tampoco la playa parece muy limpia y la arena no es de las mejores. Así y todo, en las fotos seguramente les va a parecer mucho mejor.

Playa del Hotel 

Rompeolas de la playa del Hotel Horizontes Playa Girón

Salgo, paso por la ducha de la pileta y pruebo esta última. Me gusta porque es bastante amplia, fresca y limpia. Está mejor que el mar, cosa que me hubiera sido imposible adelantar.

Pileta del Hotel

Voy a la parrillada y, luego de dudar porque no sabía cómo era el sistema ni qué comida estaban sirviendo, pido lo único disponible: mortadela frita con papas fritas. No es muy buena la comida. Voy al bar y pido jugo de mango y agua, tengo bastante sed. 

Llamo por teléfono a Santa Clara, a Chuchi para preguntarle si me da alojamiento y me echa flit. Dice que sólo alquila por períodos largos y que tiene las dos habitaciones ocupadas. No me parece del todo creíble, le pido que me dé algun teléfono de alguien cercano que alquile. Llamo allí y no me tratan bien, tampoco y me dicen que tienen alquilado hasta mayo. Luego llamo a Maritza y Madlliny me dice que esta trabajando de carpetera en el Villa Latina, el hotel de la universidad, me trata bastante seco. Al rato llamo de nuevo y me atiende un hombre, mucho más seco que Madlliny. Parece haber mucha mala onda esa tarde en Santa Clara...

Le pregunto a la vieja del bar del lobby dónde tomar agua que no implique tener que hacer cola en el  bar y me dice, descará, que tome "del grifo". Le digo que ellos toman del grifo porque están acostumbrados, me replica que los turistas también. Voy a la habitación, cojo un vaso y pruebo el agua. Es bien transparente, pero el gusto, ¡puaj!: parece agua de mar. Vieja chota.

Voy a cenar al restaurant y parece bastante bueno, tipo buffet: pollo, pescado, chuletas de cerdo, ensaladas varias, papas fritas, distintos arroces (blanco, amarillo, congrí). Salgo y paso por el bar, pido un par de tragos llamados Girón Especial. Me voy a la habitación y decido ir a comprar agua afuera del hotel. Al lado del hotel está el Museo y enfrente unos cuantos locales comerciales, veo uno que alquila motos (Cubacar) pero está cerrando. Le digo de pasar al día siguiente y me dice que sí. Compro un pomo grande de agua en un restaurant a 1.25 CUC.

Me pierdo intentando volver a la habitación de noche no está iluminado el camino, regreso al lobby y pido instrucciones: evidentemente fui por la 3a línea de bungalows y no por la 4a, que era la mía. Llego, lavo mi ropa sucia y me acuesto.

A eso de las 3 de la mañana golpean la pared y me despierto sobresaltado, grito, pero no pasa nada más. Al lado hay un baldío y el lugar es módicamente tenebroso.


Parte trasera aledaña al bungalow, toma hacia el norte que muestra un  baldío y la cerca perimetral del hotel. De noche no daba ganas de salir para ese lado, les aseguro.

12/04/2015

8.00 hs. Voy a desayunar al restaurant, servicio de 07 a 10, tipo buffet, bastante bien. Me hacen una omelette y le hago agregar jamón y queso (también verduras, verdeo, si hubiera querido). Hay ananá, pomelo (toronja), café con leche autoservicio, diferentes panes, jamón, chorizo y queso, jugo de tamarindo!!! y guanábana (blancuzco, sabe un poco a coco, Anonna muricata).

Voy al alquiler de motos y espero allí casi dos horas pero el 'descarao' no aparece. En ese lapso paso por el Museo, 2 CUC, visito las dos alas en menos de media hora. Me parece algo escueto. Para resaltar, tiene los nombres de todos los 169 caídos en la invasión de 1961 y los efectos personales de muchos de ellos. Esta es la clave de Cuba: no sólo importan los jefes y los famosos, todos tienen su lugar. 



Placas homenaje con los nombres de los 186 asesinados por los invasores.
Tanque en el jardín anterior del museo

Una cosa interesante del museo es que permite contrastar la realidad pre revolucionaria del lugar: pobreza extrema, incomunicación y mortalidad temprana. Fotos de hombres de 30 años (carboneros, prácticamente la única industria pre 1959) que parecen de 70. La revolución hizo la carretera y la infraestructura turística, o sea, otro mundo. Sepan entender entonces cuánto me molestaron los cuentapropistas comemierdas y sus críticas henchidas de neoliberalismo. Lo más terrible es que si Cuba vuelve a ser completamente capitalista ellos, (taxistas, pequeños propietarios de hospedajes, conductores de lancha y pequeños cuentapropistas en general), precisamente los más comemierda, van a ser los más perjudicados. En cambio, los que valoran y entienden la revolución, generalmente los más cultos e instruídos, profesionales, van a ser los beneficiados por el capitalismo. Y si no, vean como vive un chofer de taxi en cualquier país...

El de la moto, luego sabría, no iba a venir en todo el día.

Voy a almorzar (12.00 - 14.30, entro a las 13.00) y como unas costillitas de cerdo con varias cosas del buffet.

Siesta, luego playa del hotel. Aburrido. Si no consigo alquilar la moto va a estar difícil aguantar.

Cena (19.00 - 21.30), a las 20.30. Habitación, cama.

13/04/2015

Desayuno y voy a la pileta. Luego, al local de renta de motos y tampoco aparece el chanta, aunque esta vez lo espero mucho menos (igual, sabría luego que no iba a presentarse en todo el día). Esto es un embole, a pesar de las prestaciones del restaurant. Parece no haber casi pueblo, movimiento, diversión, gente, minas para parlar. A Andrea la podría ir a ver, pero me cortó tan seco el primer día que decido que mejor, no.

Almuerzo. Siesta. Playa del hotel. Pileta.

Compro agua de nuevo. Habitación, cama.

14/04/2015

Desayuno en el restaurant,

¡ENCUENTRO AL DE LOS ALQUILERES! Dice que el domingo tuvo que ir a La Habana para alquilar un auto y que por eso no volvió en todo el día, pero no aclara respecto del lunes, un típico descarao. Consigo que me alquile una moto no sin antes esperar bastante. 25/día, decreciendo con la cantidad de días (al día siguiente me voy para Santa Clara) + 50 de depósito. Es una moto china (como no podía ser de otra manera, primero me dijeron que era coreana, cualquiera), marca Sym, blanca, 50 cc.


Aprovecho para dar una vuelta por Playa Girón. Al llegar desde la ruta sólo había visto una veintena de casas y, luego un baldío de varias cuadras, el museo, un pequeño centro comercial y el hotel. Creía que todo el pueblo se reducía a eso en mis días de peatón. Finalmente, ya encabalgado, voy hacia la ruta y en una bifurcación veo multitudes que se dirigen hacia el este y más casas. Paseo por el pueblo (nombrado así por el pirata francés Gilberto Giron que lo hizo su base de operaciones y fue muerto por un esclavo santaclareño en combate, 1604) y hasta un par de edificios de departamentos hay. En todo el municipio Ciénaga de Zapata (cuya capital es Playa Larga) viven unas 9000 personas en los distintos poblados: Playa Larga, Guamá, Palpite y Girón. Viendo el movimiento del pueblo de Playa Girón y con estos datos, me atrevo a calcular que Girón cuenta con unos 2000-3000 habitantes.

Vistas urbanas de P. Girón
Luego emprendo la ruta hacia Playa Larga, esquivando los cangrejos, por suerte a la ida hay sólo dos o tres. Girón es famosa entre otras cosas por esos cangrejos no comestibles de penetrante y desagradable olor que cruzan las rutas. Decía Pepe al venir que te pueden pinchar las gomas con las pinzas y los churretes de cangrejos aplastados tapizan las rutas  copiosamente. 

Llego a Playa Larga y primero voy hasta el caletón (foto) en donde unas simpaticas niñitas cubanas piden que les haga una foto, la mayor ensaya una pose de modelo profesional salvo porque proyecta su pancita. Y entonces cuelgo su foto aquí, como agradecimiento a su simpatía e inocencia, tan de niñez de pueblo cubano.


Playa Caletón




Luego voy hasta la playa larga, propiamente dicha, dejo la moto, voy y me doy un chapuzón. Es una linda playa, con una parte de arena extremadamente fina, casi parece ceniza. Camino bastante, hay un hotel que parece bastante bueno, veo en playa larga unas casamatas, mojón del pasado en este luminoso presente (pasado de agresión inmotivada que esperemos no vuelva a ser presente), salgo de la playa y busco la moto.





Mi interés es visitar la aldea Taína, en la ciénaga. Sigo hacia arriba por la ruta, paso Palpite y finalmente llego al criadero de cocodrilos, entrada a Guamá (desde Girón son unos ¡45 km!). Dejo la moto en el parqueo y entro. Hay una demora de unos 20-25 minutos hasta abordar la lancha para la aldea Taína, se va una en ese lapso, llena de pasajeros que esperaban desde antes. El boleto cuesta unos 8 CUC.

Parto en una lancha, diatriba comemierda-neoliberal del conductor de por medio (" ... que nos matan con los impuestos que los zapaticos me aprietan, que las medias me dan calor ..."), a la ida por un canal artificial. Visito la aldea Taína: interesante. Grabo un muy buen video de la vuelta con el viraje del bote por los canales de la ciénaga, esta vez canales naturales. 


Ciénaga de Zapata, ida a aldea Taína, canal artificial
Yarúa ymarien: niños juganto batos (juego de pelota), escultura

Guacoa, niño que enciende el fuego

Interior Caney, escultura

Paisaje de aldea Taína

Caneyes (viviendas taínas), aldea Taína.
Entrada a los canales naturales: regreso
¡NUEVO! Video de la ciénaga

Luego voy al criadero de cocodrilos, el paseo se hace más interesante aún. 





Cocodrilo bebé
A la vuelta, justamente en los lugares más inhóspitos ,la moto me da unos cuantos sustos: al desacelerar a altas revoluciones el motor se planta, sigue apagado unos cuantos metros (al par que mis pulsaciones llegan al rojo) ... y luego reinicia. Finalmente me acostumbro y prosigo sin infartos.

A cada tanto, jalonan la ruta los monumentos a los asesinados por los invasores. Los aviones mercenarios recorrian la ruta, camuflados como si fueran cubanos, pobladores y combatientes creyendo que eran amigos no se apartaban y morian ametrallados. Así cayeron civiles y combatientes, ancianos, mujeres, niñas y niños. Todos tienen su homenaje en la Cuba revolucionaria.


Monumento al miliciano José Manuel Torres Canals (43 años, tres hijos, ferviente patriota y revolucionario, integrante del Batallón 120), caído el 19 de abril a la vera de la ruta.
En Pálpite, a poco de iniciado el camino de regreso a Girón, veo el cartel que recuerda el lugar en donde las fuerzas revolucionarias frenaron a los mercenarios. Fidel dirigía las operaciones desde el Central Australia (un ingenio) a unos 20 kilómetros de allí.


Regreso al hotel cerca de las 16.00 horas, esquivando unos 7 cangrejos. Me baño y descanso un rato en la habitación.

Quiero ir en moto a Caleta Buena, hay un gran cartel. Paso primero por playa Los Cocos: ¡excepcional!, lástima haber perdido el tiempo en la playa del hotel. Esta playa está al este del hotel y es realmente muy bonita, aunque por el cansancio y la hora no me meto al agua.

Muchos cangrejos, miles, sobre la ruta, hay que esquivarlos y consigo hacer varios kilómetros sin agarrar ninguno. Con el tema de los cangrejos no me doy cuenta de que me estoy quedando sin nafta y me cago entero de sólo pensar en tener que pasar empujando la moto por el cangrejal. Me vuelvo sin darme cuenta de que me quedaba a lo sumo medio kilómetro para la caleta, Llego al cupet y le cargo unos 4 cuc de nafta al motor.

Llamo a Pepe, el taxista y coordino que me busque a las 10.30 (la piba del buró de Jagüey me había dicho que el bus que va para Santa Clara, desde la Habana, pasaba a las 11.30)

Salgo en la moto a buscar a Andrea, la checa. Voy a casa de Ana y me dicen que no se quedó allí que fue a otra casa (de José, que vivió en Checoslovaquia y habla checo). Me indican que queda por los monoblocks que vi. Pregunto y pregunto y ubico la casa. Allí está Andrea leyendo un libro, le encanta que la haya visitado. Enseguida llegan José con una pareja de canadienses (uno angloparlante y la otra francófona). El tipo es re meterete, le da charla a Andrea y no nos deja hablar. José invita mojitos, tomo uno y me voy, no sin antes pararle la chata cuando criticaba al estado, como buen comemierda ("Pero, ¿qué habría aquí de no ser por el estado?", le dije y miró hacia arriba, se tomó un sorbo de mojito y cambió de tema). Yo pensaba invitar a Andrea a tomar algo pero con tanto pelotudo dando vuelta se me hace imposible.

Regreso al hotel, ceno y luego salgo en la moto a comprar agua.

15/04/2015 7.30. Desayuno. Últimas horas en Playa Girón.

Ida a conocer Caleta Buena, esquivando los miles de cangrejos, esta vez no puedo evitar pisar 3 o 4. Hago varias tomas de fotos.

Regreso al hotel a terminar de armar el equipaje (¿habrán quedado allí los pantalones náuticos celestes y los pantalones del conjunto Topper?), hago el check out y voy con mochila y bolso hacia Cubacar. Devuelvo la moto, me reintegran los 50 y me siento a la izquierda a esperar al taxi. Veo hacia el lado del pueblo que hay algunas personas y me parece ver a José, el hospedero de Andrea. Es él y, sorpresa, está con Pepe, el taxista, que llegó hace rato. Nos vamos para Jagüey, incluyendo a José que se ha de quedar en Playa Larga. En el camino me cuenta que Andrea se va el sábado para Varadero y se va a hospedar en casa Marlen, por ahí por la #46 (zona del Parque Central). Yo planeaba llegar el domingo, por lo que me propongo tratar de verla.

Al llegar al buró re temprano, para comprar el pasaje (10.30) no está la morocha flaquita, hay una mulata de edad madura. Me dice que espere, no me lo vende todavía. Cuando llegan los choferes los habla medio como en secreto, algo raro pasa. Luego me cobra los 7 CUC (la tarifa oficial) pero no me da ticket, se ve que se guarda la plata en su bolsillo y antes había estaba arreglando con los del bus la repartija. Me pregunto si habrá sido 3-2-2 o algo así. Subo directamente con la mochila, el vehículo va a dos tercios de la capacidad ocupada y llegamos en un suspiro a mi querida Santa Clara.

No fue muy bueno lo de Girón pero, en fin, pude tacharlo de mi lista de proyectos y tal vez sea, junto con Baracoa, Manzanillo, Playa Las Coloradas, Gibara o Cárdenas un lugar para alardear de ser uno de los no muchos que han ido y para desautorizar a los que dicen conocer Cuba cuando estuvieron 6 días en un hotel all inclusive y un sólo día libre en La Habana... 

Un consejo un poco imprudente de mi parte: si van a otra cosa que no sea bucear, vayan y vuelvan en el día desde Cienfuegos o Santa Clara o Varadero. 

Disculpas, heroico Playa Girón, igual te recuerdo con cariño y ... no me hagas caso: ¡valió la pena!





Esteban Cámara
Santa Fe. julio de 2015